Contraloría General le sigue apostando a recuperación del Río Bogotá y refuerza acompañamiento, seguimiento y controles sobre gestión pública alrededor del mismo

435 0

La Contraloría General de la República seguirá apostando en favor de la efectiva recuperación del Río Bogotá, desde la vigilancia y control fiscal sobre la gestión pública alrededor del mismo, reforzando el acompañamiento, seguimiento y controles que realiza en este tema, anunció el Contralor Carlos Hernán Rodríguez Becerra.

Al mismo tiempo, hizo un llamado para que en esa gestión que se cumple dentro del marco de la Constitución, la Ley, los reglamentos y la jurisprudencia, se realicen evaluaciones de impacto y no sólo rendiciones de cuentas de lo actuado y gastado, sino efectivamente de lo logrado, medible objetivamente en la cantidad, calidad y uso genérico y sostenible del agua, pero también en el ordenamiento justo del suelo, así como en la protección de las riquezas naturales de esta cuenca.

“Deben establecerse metas e indicadores claros que nos permitan pagar la deuda que tenemos con el Río Bogotá y esto significa devolverle lo que le hemos quitado”, expresó.

“Entendemos que la tarea por el Río aún demanda gestión, acompañamiento, seguimiento y controles y por ello convocamos a todos los actores públicos, privados y sociales a una verdadera gobernanza ambiental en esta cuenca, sabiendo que el Río llama y une a sus gentes por la construcción y el logro de prioridades ambientales, de gestión, de participación y control”, afirmó el Contralor.

Al instalar el Foro “Río Bogotá: 100 años de aprendizaje hacia la gobernanza ambiental territorial hidrosocial”, convocado en el marco de la conmemoración del centenario de la entidad, dijo que, en el propósito de seguir logrando una mejora efectiva de la gestión pública, la Contraloría General imprimirá especial dinamismo para enfrentar este reto, dentro de la denominada estrategia de Gobernanza Ambiental Territorial Hidrosocial – GATHS.

16 años de actuaciones de la CGR sobre el Río Bogotá

En febrero pasado, la Contraloría General de la República completó 16 años de intervenciones ininterrumpidas en la vigilancia y el control fiscal sobre la gestión pública que se cumple alrededor del Río Bogotá, como también en el seguimiento y acompañamiento a uno de los principales problemas ambientales del país.

Rodríguez Becerra mencionó actuaciones de la CGR como la constitución de la Mesa Interinstitucional para la descontaminación del Río Bogotá y la realización de la primera auditoría especial sobre la gestión del Río Bogotá, así como la activa promoción y desarrollo de la participación ciudadana en este tema y la construcción de la Agenda ciudadana de control fiscal participativo sobre la gestión del Río Bogotá y su cuenca.

Recordó luego que la Constitución de 1991 asignó a la Contraloría General de la República la obligación de rendir al Congreso un informe anual sobre el estado de los recursos naturales y del ambiente en el país, e incorporó entre los principios que rigen el ejercicio del control fiscal el de la valoración de los costos ambientales, marco dentro del cual ha venido actuando a través de la Contraloría Delegada para el Medio Ambiente.

Reconocimiento a la ciudadanía que cuida el Río

El Contralor General hizo un reconocimiento a los veedores ciudadanos que cuidan y defienden el Río y sus afluentes, sus páramos, sus rondas y sus humedales, entre otros ecosistemas, velando por el ordenamiento territorial de su cuenca y sus servicios ambientales.

Se trata de ciudadanos que, facultados por la Constitución y la ley, ejercen control social sobre los recursos públicos y la gestión encomendada a 72 entidades de los distintos niveles de la administración.

Dichas entidades responden por la aplicación de algo más de siete billones de pesos, a través de pequeños, medianos y grandes proyectos de inversión, entre los que se cuentan las megaobras de los sistemas de conducción y tratamiento de aguas residuales de Bogotá (Salitre y Canoas).

Falta un buen trecho por recorrer

“Durante estos 16 años ininterrumpidos de intervenciones de la Contraloría, somos conocedores de lo mucho que se ha avanzado en aplicación de recursos públicos para eliminar los principales agentes contaminantes del Río Bogotá, aunque aún la mayoría de los planes de ordenamiento territorial no se armonizan con sus determinantes: con el Plan de Ordenación del Recurso Hídrico – PORH, en la adecuación hidráulica del Río y de varios de sus afluentes disminuyendo los riesgos ante inundaciones como la vivida en el año 2011, en la protección y valoración de ecosistemas, en el conocimiento y los sistemas de información y monitoreo y en la educación y formación de cultura ambiental y participación comunitaria y ciudadana”, anotó también el Contralor.

En su concepto, todavía falta un buen trecho por recorrer para que la gestión sea eficaz, es decir, “aún como Estado y como sociedad no podemos dar cuenta de un Río Bogotá limpio, vivo y en su cauce, como todos lo esperamos y necesitamos”.

Mensaje de la Procuradora General de la Nación, Margarita Cabello:

“La gestión en materia ambiental ha sido una de las banderas de la Procuraduría General desde el inicio de mi gestión y uno de los aspectos en que nos hemos concentrado es el tratamiento de las aguas residuales del Río Bogotá y es así como hemos detectado demoras y hemos alertado sobre algunas ineficiencias en la ampliación de la PTAR Salitre y en el inicio del proceso de contratación de la PTAR Canoas”.

Intervenciones

  • Luis Andrés Fajardo, Vicedefensor del Pueblo: “El 20 por ciento de los colombianos tienen problemas de acceso al agua potable y mucho tiene que ver eso con el abandono histórico a las cuencas y a nuestros ríos”.
  • Gustavo Adolfo Guerrero Ruiz, Procurador Delegado para Asuntos Ambientales y Agrarios: La Procuraduría General, a través de varías Delegadas, ha desplegado acciones preventivas para garantizar el derecho de todos los ciudadanos para la descontaminación del Río Bogotá”.
  • Andrés Ramírez, asesor del Ministerio de Ambiente: “No podemos lograr la descontaminación del Río Bogotá si mantenemos una creciente desorganización de las dinámicas que se dan al interior de las ciudades y municipios, si sigue creciendo la mancha urbana particularmente de la Sabana de Bogotá.
  • Erika Elizabeth Sabogal, Gobernadora de Cundinamarca (E): “Es importante concentrarnos en las acciones y retos que tenemos en el marco del Plan de Desarrollo para la protección ambiental. Esto no puede ser un tema político ni de gobiernos de turno. La inversión más importante que puede hacer un gobierno territorial es proteger el recurso hídrico y lo estamos haciendo”.
  • Cristina Arango Ayala, Gerente de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá: “Hemos mejorado la calidad del agua en la ciudad pero todavía nos falta trabajar con la ayuda de todos para rescatar nuestro Río…La planta de tratamiento de Canoas es lo único que falta para lograr tratar el 70 por ciento de las aguas residuales que se generan en Bogotá”.
  • Luis Fernando Sanabria, director de la CAR Cundinamarca: “La Delegada de Ambiente nos ha citado a esta Contraloría  General más de 27 veces para buscar celeridad y avances en la PTAR Salitre y resultado de ello es una planta que hoy en día tiene un 98 por ciento de avance…Un 95 por cjento de las aguas que están llegando al Río Bogotá están siendo tratadas. Además, hoy el Río es navegable”.
  • Ada América Millares, Contralora Delegada para el Medio Ambiente: “Recuperar la cuenca del Río Bogotá es recuperarla para la vida”. “Hay que dar un salto muy profundo en materia de coordinación y articulación interinstitucional”.
  • Alexandra Rodríguez Vela, Contralora Delegada para la Participación Ciudadana: “Hay que seguir sumando a la ciudadanía en las veedurías ciudadanas al Río Bogotá, sobre todo en Bogotá, pues llama la atención que siendo la capital el 90 ciento del causante de la contaminación, tenemos solo tres veedurías.
  • Ing. Jairo Enrique Espinoza, Vocero de las Veedurías Ciudadanas del Río Bogotá, en Funza: “Vemos con mucha preocupación que sigue la falta de respeto a la naturaleza y la falta de compromiso. Y hay 72 gestores públicos sobre el Río Bogotá y no hay mucha articulación”.
  • Marvi Lorena Ñañez Solarte, Vocera de las veedurías ciudadanas del Río Bogotá, en Soacha: “Hay que fortalecer las habilidades y conocimientos de las veedurías”.
  • Gustavo Amarillo Mora, Vocero de la agenda de gobernanza ambiental territorial del Río Apulo  -AGATA, en Zipacón: “Desde que soy veedor la Contraloría General de la República es la institución que siempre nos ha apoyado”.
  • Julián Mauricio Ruiz, Contralor de Bogotá: “La situación del Río Bogotá está sobrediagnosticada. Es una tragedia monumental. Estimamos que para rescatar al Río el Distrito deberá invertir $22 billones de pesos. Hoy la inversión es de $5 billones”.

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!