¿Seguir así?

73 0

Por: Rubén Darío Ceballos Mendoza

Tenemos en el departamento del Magdalena, y no se me deja mentir, una población que no se encuentra viviendo en las mejores condiciones de vida. Sufrimos una crisis detrás de otras. Hay dispersión gubernativa. Evasión y elusión de responsabilidades que trasladan y no asumen nuestros gobernantes. Gastos desbordados sin vocación de mantener el bienestar de sus asociados. Una educación con niveles por debajo de la media nacional. Informes de evaluación de la Educación que marcan inferioridad en nuestros territorios, como también otros servicios básicos, contribuyendo a que nuestras colectividades sean de las que menor gasto social reciben. 

La inversión en la crucial atención pública se encuentra estancada. Nada se encuentra revalorizado. Todo es desprestigio. No se visibiliza la importancia de una buena labor. Muchos aspectos han servido para poner ojo avizor en una administración que no ha hecho posible los servicios que deberían estar dados por descontados. Todo ha sido un protagonismo mentiroso con nefastas consecuencias socioeconómicas. Nuestros coterráneos siguen expuestos a vicisitudes en diferentes escenarios y con detrimento de su calidad de la vida. Nuestras colectividades tienen hoy, a juzgar por lo que viviendo estamos, un ínfimo valor para la administración. Paupérrimas y a la vista están, las condiciones de nuestros pobladores en el departamento por la desatención del gobierno de turno, que dicho sea de paso, ha sido más que un fiasco y pide a gritos desde la sensatez, ser relevado de una vez por todas, a fin de no seguir sumidos en este absurdo desgobierno que soportando estamos. 

Requerimos como departamento un gobierno que acoja en realidad y verdad la demanda de sus habitantes, que muchas son. Un gobierno de progreso, que sin demagogia ni populismo se interese por hacer realidad inversión social. Un gobierno que enhiesto y con dignidad adelante las labores mejores que repercutan en la comunidad. Este gobierno que desafortunadamente tenemos no sabe hacer cosa distinta que perorar y oír sin escuchar, como tampoco sin nada resolver. 

Oportunidad vamos a tener para cambiar este estado de cosas en el departamento. Cerca está ya esa feliz ocasión, a ver si por fin podamos ver un gobierno departamental de acciones concretas, acomodado a una actividad desarrollada en contexto de buena administración, que tenga en cuenta los principios de transparencia, dedicación al servicio público, imparcialidad, equidad, igualdad y corrección en el trato a los ciudadanos, responsabilidad, reserva, así como el respeto a los derechos fundamentales y las libertades públicas. rubenceballos56@gmail.com tw: @CeballosRuben56–Ing: @rubenceballos2021  *Jurista

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!