Así van los procesos para la normalización en la frontera con Venezuela

50 0

En el puente internacional Simón Bolívar, el principal de los cuatro que conectan a los dos países en la zona de Cúcuta, trabajadoras colombianas lavan con agua y jabón el exterior de las oficinas de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN), mientras un albañil resana y pinta las paredes internas para que estén como nuevas cuando vuelva la normalidad.

Los trabajos incluyen además la restauración de redes eléctricas con el fin de poner a punto las instalaciones para cuando se materialice la reapertura fronteriza prometida por el nuevo presidente colombiano, Gustavo Petro.

Este paso fronterizo fue en el pasado el más dinámico del país por su intensa actividad comercial pero está cerrado a los vehículos desde hace siete años, por orden del presidente venezolano, Nicolás Maduro, por lo que cualquier movimiento para la anunciada normalización ilusiona a quienes siguen transitando a pie por la zona.

“Estamos viviendo mal en la frontera, estamos aguantando hambre y con lo poco que hacemos vendiendo cositas logramos sobrevivir. Si abren la frontera sería un cambio favorable para todos, el cierre nos dejó muy afectados”, cuenta a Efe Ernesto Oliveros, vendedor de agua y refrescos en La Parada, un caserío colombiano situado frente a la ciudad venezolana de San Antonio del Táchira.

A La Parada, que hace parte de Villa del Rosario, en el área metropolitana de Cúcuta, capital de Norte de Santander, siguen llegando a diario venezolanos que cargan o arrastran maletas con víveres y otros productos comprados del lado colombiano, pero ya no son las multitudes de los años anteriores a la pandemia, cuando diariamente llegaban a pasar más de 35.000 venezolanos, sino más bien pocos.

Preparando el terreno

La próxima semana, el 19 de agosto, se cumplirán siete años del cierre fronterizo ordenado por Maduro, que luego endureció su postura con Colombia al romper relaciones diplomáticas, el 23 de febrero de 2019, como respuesta al apoyo que el entonces presidente colombiano, Iván Duque, daba al líder opositor venezolano Juan Guaidó.

Esa turbulenta relación de los dos países comenzó a cambiar con la elección de Petro, saludada desde un comienzo por Maduro, que tiene con el nuevo presidente colombiano la sintonía política e ideológica que nunca tuvo con Duque ni con el antecesor de este, Juan Manuel Santos, hasta el punto de que los dos gobiernos ya preparan la reanudación de los vínculos diplomáticos y consulares.

El secretario de Gobierno de Villa del Rosario, Vladimir Lindarte, dijo a Efe que desde hace meses vienen trabajando en el ordenamiento de La Parada y que están listos para la reapertura total de la frontera.

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!