Un Nuevo Frente Nacional Ampliado o un acuerdo sobre lo fundamental

52 0

Por Hernando Fernández  de Castro 

Después de los resultados de la segunda vuelta presidencial, donde salió escogido por el pueblo Gustavo Petro como presidente de los colombianos, hemos presenciado algunos acontecimientos que a ningún compatriota,hubiese pensado antes del debate electoral, que un triunfo del candidato de la Colombia Humana, lo llevaría a convocar una unión o un gran acuerdo nacional alrededor de su gobierno.

Para nadie es un secreto que la política, la doctrina y la metodología del candidato triunfante por más de treinta años, siempre fue la controversia permanente, la polarización del país entre buenos y malos, donde los primeros eran él y sus correligionarios y correligionariasy los otros eran lo peor o la escoria de la política, la estigmatización y el maniqueísmo político fueron sus herramientas electorales, pero parece que la elección llevó a Petro a pensar con sensatez y a entender, que él, hoyes el presidente electo de todos los colombianos y como tal ha invitado a todas las fuerzas políticas a un gran acuerdo nacional.


Yo no sé si esto es sincero o no, deseo que si lo sea, pero de lo que no me queda duda, es que así Petro encontró la manera de domesticar a casi todos los partido políticos de Colombia, hoy en decadencia y desvirtuados como representantes del pueblo, pues no son más que maquinarias  u organizaciones que actúan al son de los compases burocráticos, contractuales y presupuestales.


Pareciera que los coches de la política no se dirigen hacia Bayona España, como tituló el Maestro Abelardo Forero Benavides uno de sus  libros, sino que todos confluirán en el Palacio de Nariño, alrededor de un gobernante que combatieron políticamente y que hoy respaldan irrestrictamente.

Sé que debemos esperar a ver como comienza a gobernar Gustavo

Petro, pero yo hubiese preferido un gobierno fuerte con una oposición recta, frentera y que actuara racionalmente y consecuente con los resultados electorales que mostraron a un país dividido ideológicamente, frente a las propuestas políticas sobre el manejo del Estado, pero que votó pacíficamente y hoyquiere ver ejecuciones en políticas públicas que lleven a los colombianos a más inclusión social, a más desarrollo, a mejor prestación de los servicios públicos de salud, educación, seguridad, dentro del respeto de nuestra constitución, nuestras leyes y nuestras costumbres.

Si bien queremos eso, no deseamos ver a un séquito de partidos políticos y dirigentes arrodillados ante el poder y accediendo a todo lo que el mandatario quiere o sus amigos desean hacer del país, nada más peligroso para una sociedad que el unanimismo político, cuando esto ocurre se está a un paso de la autocracia, por eso las verdaderas democracias funcionan con un gobierno y una oposición razonada, legítima, que vigile que el gobernante de turno respete y actúe dentro de  las normas constitucionales, la legalidad, acatando la separación de poderes y la institucionalidad.


No si habrá cambio o no, esperaría que sí, yo no vote por Petro, pero creo que laconducción del Estado colombiano debe cambiar, en materias de honestidad en el manejo de los dineros públicos, la contratación debe ser clara, transparente y evitando los clanes que se han formado a nivel nacional y en las distintas regiones para apoderarse de la contratación pública, se debe mejorar la prestación del servicio de salud, de educación, de seguridad, la empresa privada que es la que genera empleo y desarrollo se tiene que respetar, así como la iniciativa particular, Colombia debe dejar de pensar que el futuro está en el campo y no en la industrialización, la implantación e implementación de las tecnología modernas, sin que esto, quiera decir que se debe abandonar el sector agropecuario que sirve de sustento alimentario a todos.

La controversia política debe ser racional, civilizada y empática, pero esto no significa la abolición de la oposición, por eso no entiendo la

actitud del ingeniero Rodolfo Hernández quedebería encarnar, de acuerdo al último resultado electoral, a la mitad de los electores colombiano, que no votamos por Petro, él debía ser la persona que vigilara el actuar del próximo gobierno y no encabezar su comité de aplausos.

Alguna vez le escuché decir a alguien, que el Frente Nacional había contribuido a la paz política de Colombia, pero que había iniciado el contubernio político, madre de la corrupción en nuestro país.

Ojalá el llamado al  gran acuerdo, sea para discutir y aprobar reformas en beneficio de los colombianos, sin pasar por encima de nuestras instituciones y no para repartirse el presupuesto y los puestos.

Como colombiano deseo que a Petro le vaya bien en su gobierno, porque si a él le va bien, nos va bien a todos. Amanecerá y veremos, dejémoslo gobernar y miraremos.

Related Post

“Dios los hace…

Publicado por - 10 abril, 2022 0
…y ellos se juntan”, reza el proverbio popular. Y así llega al “Pacto Histórico” un grupo variopinto de políticos conocidos…

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!