Aguacero con tormenta eléctrica causó caos vial en Santa Marta

54 0

El gremio de conductores del servicio público de transporte y los taxistas de Santa Marta soportaron este viernes un tremendo caos vehicular en las principales avenidas debido al aguacero con tormenta eléctrica que se prolongó durante toda la tarde noche.

Con la fuerte precipitación y caída de abundante lluvia las principales calles y avenidas como la Santa Rita (Calle 22), Libertador, del Río, y del Ferrocarril quedaron completamente anegadas obligando a disminuir la velocidad en los automotores.

En aquellos puntos más críticos hubo algunos motociclistas que se les apagó su vehículo liviano, mientras que varios taxistas prefirieron aguardar para evitar la caída en alguna zanja o trampa vial.

En la intercepción de la Avenida Campo Serrano (carrera 5) con Avenida Santa Rita (calle 22) en donde por años funcionó el ‘puente de la araña’, hubo personas que se lanzaron al charco de aguas combinadas para cruzar la calle sin importar mojarse el calzado, mientras otros prefirieron usar el improvisado puente de tabla que ubicó un rebuscador para ganarse unas monedas honradamente.

El retorno a sus hogares de muchos samarios fue traumático ante la disminución en el transporte colectivo de busetas, pero además por los pocos taxis que se arriesgaron a movilizarse y que no dieron abasto por la gran cantidad de personas en las calles.

EL RÍO SE CRECIÓ

Por otra parte, y según el reporte entregado por las autoridades encargadas de la prevención y atención del riesgo, el río Manzanares se creció y en algunos sectores de la ciudad amenazó con desbordamiento por lo que se mantuvo una vigilancia permanente a dicho afluente.

Los organismos de socorro como la Defensa Civil y el Cuerpo de Bomberos de Santa Marta desplegaron sus capacidades para atender alguna emergencia originada por el torrencial aguacero que duró más de 4 horas, con rayos, centellas y estruendosos truenos.

El viernes estuvo pasado por abundante lluvia en Santa Marta lo que afectó la movilidad vial anegando las vías principales, incidió en las actividades comerciales e interfirió en el normal desarrollo de eventos culturales programados con antelación.

En los barrios populares de la ciudad, en los cerros tutelares y zonas de alto riesgo se registró el arrastre de abundante material tanto de arena como rocoso lo que también contribuyó al colapso en el sistema de alcantarillado.

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!