La provocación política como herramienta electoral de Fuerza Ciudadana

204 0

Por Hernando Fernández de Castro 

La provocación política ha sido la herramienta electoral que más han usado en el mundo los políticos de izquierda y sobretodo los partidos comunistas del siglo pasado para alcanzar el poder, y fueron muchos los dirigentes que se han hecho famosos en sus países por este medio, esta metodología política es utilizada por políticos populistas y envanecidos de su propia personalidad, que con un discurso, siempre dirigido a causar provocación, para después victimizarse, tratan de ocultar su incapacidad e ineficiencia para gobernar y el no poder satisfacer las necesidades de la población cuando alcanzan el gobierno. Las metas de los partidos políticos que acuden a la provocación es la de satisfacer los egos y las pasiones personales de sus dirigentes.

En el Magdalena estamos en presencia de la práctica de esta modalidad electoral por parte del grupo político del doctor Carlos Caicedo “Fuerza ciudadana”. Que después de diez años en el poder,  sin sumar los que manejaron la Universidad del Magdalena, este movimiento político, sigue utilizando como su principal argumento electoral, la provocación  política,  que no es otra cosa que acusar a sus oponentes de perseguidores, de corruptos con el objeto que estos les respondan y así declararse víctimas de la clase dirigente tradicional o de los de antes, según su decir.

Hoy, a pesar estar detectando el poder en el distrito desde hace 10 años y dos en la gobernación del departamento, sin haber logrado nada en beneficio de ninguna de las dos entidades territoriales a su cargo,  siguen en la misma tónica de la ofensiva y la provocación política, retando no solo a sus contenedores electorales, sino al gobierno nacional y a la persona misma del señor presidente Duque,  lo mismo que a las autoridades disciplinarias y electorales. Prueba física de ello, son las vallas publicitarias que promueven la candidatura al senado del exalcalde de Santa Marta Rafael Martínez, en una de las cuales, figura una foto suya con una camisa azul abierta y debajo, una camiseta blanca donde está estampada una foto del actual gobernador de Magdalena, doctor Carlos Caicedo Omar, valla que está ubicada en la esquina de la calle 27 con la carrera 12 ¿Si esto no es intervención en política, entonces que es?  ¿Reto para la procuraduría? ¿Para después declararse perseguidos?

Por otro lado nos encontramos con otra valla publicitaria del mismo movimiento político, ubicada en el Rodadero, donde el reto es al presidente de la República  con un letrero que dice: ‘ Bienvenido al Magdalena donde el pueblo manda así a Duque no le guste”.

En qué cabeza cabe, decirle al presidente de la República que no gusta de un departamento, únicamente en aquellas que solo piensan egoístamente y que su arma política y dialéctica preferida, es la provocación a todos y por todo, que no les importa pasar por encima de la gallardía y el respeto a la majestad de la figura de la presidencia, pero que si reclaman respeto para ellos cuando están investido de alguna representación democrática.

Hoy el pueblo ya no les “come el cuento” Los resultados de las administraciones distritales y de la gobernación, que ya va en un 50% del periodo, presentan resultados desastrosos sin beneficiar en nada a las comunidades. Resulta que según el DANE,  Santa Marta es la ciudad más cara de Colombia, siendo esto uno de los motivos que han llevado a que la pobreza general aumente.

 

Las razones son: incremento en los servicios públicos domiciliarios, entre ellos el agua, que hasta hace poco, lo administraban personas que representan a Fuerza Ciudadana.

La movilidad en la ciudad de Santa Marta, cada día es más cotica y no hemos visto en diez años ninguna mejora, solo pequeños paños de agua tibia para que los incautos crean que algo están haciendo. La inseguridad es tremenda en la ciudad y el departamento y las cabezas del orden público en los entes territoriales son los gobernadores y los alcaldes, salvo que el presidente asuma esta función en casos especiales.

Los dos centro de salud más importantes de la ciudad, intervenidos, la educación ocupa uno de los últimos lugares en el país en cuanto a calidad e infraestructura, las vías terciarias, que son las que deben servir para que los productos de nuestro pequeños agricultores lleguen a la ciudad, se encuentran en un estado deplorarle, ese es una de los ítem que contribuyen al encarecimiento de la ciudad, pues todo debe ser traído del interior con la carga del pago del transporte.

El pueblo puede ser engañado, una, dos y tres veces, pero siempre termina siendo superior a sus dirigentes, pero al fin, le llega el momento en que democráticamente corrige el rumbo y no le otorga más la confianza a quienes los han desilusionado con los malos manejos de la administración púbica y no respaldan más a aquellos que lo traicionaron con su proceder como mandatarios.

La utilización de los agravios, de la provocación política, de siempre culpar a los otros de lo que no son capaces de hacer, de la victimización, tiene un límite. Ojalá  los samarios y los magdalenenses en general, así lo entiendan y procedan de conformidad en las próximas elecciones  de Congreso y Presidente y no se dejen engañar más por los cantos de sirena.

Santa Marta, tiene muchas cosas lindas y merece mejor suerte y para lograr esto, se debe empezar votando a conciencia, sin dejarse instrumentalizar por el odio mediante la utilización de la provocación política.

Aquí las vallas como constancia de lo dicho:

 

 

 

 

 

 

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!