Lactancia materna: la mejor opción para mujeres, niños y el país

60 0

El Ministerio de Salud y Protección Social se une al llamado de las agremiaciones científicas, sectores académicos y la sociedad civil a rechazar cualquier tipo de información que busque desacreditar la lactancia materna como práctica segura para fortalecer la salud nutricional infantil.

“La lactancia materna hace parte del cuidado cariñoso y sensible, potencia la salud y el desarrollo de niños y niñas. Se identifica como la estrategia más costo-efectiva, impactando la productividad y el crecimiento económico”, reseñó Elisa María Cadena, subdirectora de Salud Nutricional, Alimentos y Bebidas del Minsalud.

La evidencia científica ha corroborado que los niños y adolescentes lactados tienen mejor rendimiento en las pruebas de inteligencia, con una clara asociación dosis-respuesta, teniendo mayores resultados en quienes se han favorecido de la leche materna por mayor tiempo con mayor rendimiento escolar y el aumento de ingresos en la edad adulta.

Además, argumentó Cadena que el inicio de la lactancia en la primera hora de vida se asocia con la reducción del 44-45 % de mortalidad neonatal de origen infeccioso y la reducción de morbilidad y mortalidad en niños durante la primera infancia. Además de considerarse como un factor protector para la obesidad tanto en la infancia como en la adultez, la disminución de enfermedades no transmisibles, como diabetes mellitus tipo I y II, hipertensión arterial, enfermedad coronaria, entre otras.

Asimismo, manifestó la funcionaria que incluso se puede inferir que esta práctica es un factor protector que previene la desnutrición, favoreciendo el neurodesarrollo; igualmente favorece el vínculo madre e hijo, compasión, desarrollo de la empatía, previene el abuso y la violencia intrafamiliar.

Con base en esto, la Organización Mundial de la Salud, UNICEF, la Academia Americana de Pediatría, entre otros líderes académicos, recomiendan el inicio temprano de la lactancia durante la primera hora de vida y práctica exclusiva durante los primeros seis meses de edad y su continuación con alimentación complementaria por dos años o más.

“Los efectos de no lactar en los países incluyen mayor morbilidad y mortalidad en niños y mujeres, mayor costo para las familias, para el sistema de salud, aumenta el costo económico en el futuro debido a la carga de enfermedad por enfermedades no transmisibles y pérdidas cognitivas, sumado al daño ambiental derivado del consumo de fórmulas lácteas como la disposición de las latas, uso de agua segura para su preparación, requerimiento de cadena de frío, insumos para su administración”, especificó.


Lactancia materna y covid-19

Se cuenta con soporte en la literatura mundial que corrobora que la lactancia materna, en el contexto actual de pandemia por COVID-19, no transmite el virus, y en cambio, es un poderoso factor protector de los niños especialmente en aquellos con alto riesgo de enfermar o morir, como los niños en condición de prematuridad o con bajo peso al nacer.

“Se hace un llamado a la sociedad para apoyar a las mujeres y familias lactantes que, en el marco de sus derechos y el de sus hijos, se brinde la garantía de una alimentación saludable tanto en el hogar como en los espacios laborales, públicos y educativos, favoreciendo los mecanismos para generar entornos protectores que promuevan, protejan y apoyen la práctica de lactancia”, exhortó Cadena.

Por último, agregó la subdirectora que todos los espacios y momentos dirigidos a las familias deben ser la oportunidad para ofrecer la mejor información, asegurando una comunicación asertiva basada en la evidencia científica y cuyo aporte debe favorecer mejores y más seguras prácticas en salud infantil y familiar.

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!