Apoyar la reactivación

108 0

Se reinicia la apertura de toda la economía y se escuchan voces de protestas, dado que estamos en un momento de mucha preocupación por los altos índices de muertes diarias, a causa del coronavirus, como consecuencia de las aglomeraciones que se han efectuado con ocasión del paro y los bloqueos a carreteras y vías urbanas.

Si bien algunos reclamos son valederos, no se justifica, la duración interminable del mismo, pues se está destruyendo nuestra economía, que seguramente, traerá más pobreza y más necesidades de los más vulnerables.

Por ello, no entiendo como se pretende construir sobre la destrucción del país, como se puede creer, que, generando más pobreza, se puede combatir esta. Tremenda equivocación solo cabe en cabezas que persiguen un fin político egoísta, donde prima el interés personal, sobre los intereses de la sociedad, y se valen de las necesidades insatisfechas de un gran número de colombianos, y digámoslo sin ambages, de la misma ignoracia de estos, para hacerles creer que ellos son la salvación para todas sus afugias, prometiendo un sistema que  lo único que causa es pauperización del país, como lo ha hecho en Venezuela, donde sus habitantes más pobres tuvieron que salir despavoridos de su país a buscar futuro en otras naciones,porque la suya solo les proporciona hambre, inseguridad y falta de los principales derechoscomo salud y educación.

Alguna vez leí que: “terrorismo es el uso de la violencia por una persona o un grupo de personas con fines políticos”. Sería interesante hacer el análisis de cuales son los fines de los organizadores y apoyadores del paro, sobre todo, de aquellos que aprueban y aplauden los bloqueos, así como los ataques contra las propiedades públicas y privadas, y quejustifican los bloqueos.

Estos son hechos que ponen de presente, el uso de la fuerza con la finalidad de causar caos y destrucción, para poder presentarse como candidatos a los diferentes cargos públicos, como los salvadores del país. Ojo con eso, estos vendedores de ilusiones no son más que pescadores en rio revuelto.

Por todo lo anterior y para evitar la destrucción de Colombia, tenemos que apoyar la apertura de la economía, lógicamente guardando todas medidas de seguridad sanitaria, tanto individual, como colectiva. Esta debe ser una responsabilidad individual y familiar.

Debemos tener claro, que si  la economía no se reactiva, el gobierno, no tendrá recursos conque atender las necesidades de la pandemia, ni las que nos han acompañado desde hace muchos años, porque no es como quieren hacer ver los casandras del momento, que todo es culpa del actual mandatario, no,esto es producto de desaciertos de algunos gobernantes desde hace años, de la corrupción que nos ha caracterizado, pero igualmente de los grupos armados ilegales, que con sus acciones de secuestro, voladuras de oleoductos, torres eléctricas, extorción, masacres, reclutamiento de jóvenes, ataques al palacio de justicia, y otras mucha acciones en contra de nuestra sociedad, impidieron la llegada de capitales al país que hubiesen incrementado la oferta de empleo y el crecimiento económico.

La historia hay que recordarla, para no repetirla, los angelitos de hoy eran los diablos del pasado. Está bien, la reinserción a la sociedad de estos, pero que primero reconozcan los daños que le causaron alColombia y después, que hagan propuestas serias para aspirar a manejar al país.

Ya está bueno de paro y de bloqueos, la protesta es un derecho y no nos oponemos a ella, siempre y cuando se haga respetando el derecho de los demás, diferente es el uso de la violencia como arma política, a lo cualtenemos que oponernos todos, porque así no se construye una sociedad, sino que se acaba con ella.

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!