Fuertes críticas a la estrategia Prass

37 0

Epidemiólogos y expertos en salud pública consideran que la estrategia Prass (Pruebas, Rastreo y Aislamiento Selectivo Sostenible) es muy débil en el departamento, lo que no ha permitido que se conozca con certeza el comportamiento epidemiológico, tras la propagación del COVID-19. El Instituto Nacional de Salud reportó ayer 1.273 casos positivos, lo que indica que tanto solo en mayo se han notificado 13.355 contagios en esta zona del país.

Víctor Raúl Castillo, presidente de la Fundación Cardiovascular de Colombia, ha sido uno de los más críticos frente al tema. “No se ha cumplido con el objetivo. No está funcionando correctamente. Es una estrategia muy débil para poder rastrear, detectar y aislar a los pacientes con COVID-19 y esta es la única manera que tenemos de detectar los contagios a tiempo para así evitar la rápida propagación del virus”, dijo.

Aseguró que, de todos los municipios de Santander, Bucaramanga es el único que está haciendo la tarea de la mejor manera.

Dentro de sus apreciaciones manifestó que, si bien se han hecho grandes esfuerzos para que en la región se procese un número considerable de pruebas, al menos la mitad de las muestras que se toman son enviadas a Bogotá.

Representantes de entidades prestadoras de salud, también han manifestado su preocupación frente al tema, por la forma en cómo se está abordando esta estrategia, pues se hace necesario minimizar los tiempos de procesamiento e información al paciente positivo. De hecho, proponen que el tomador y el procesador sean el mismo para que se puedan acortar los tiempos.

Álvaro Javier Idrovo, doctor en Epidemiología y docente del Departamento de Salud Pública de la Universidad Industrial de Santander, opinó que “los datos de las pruebas en Santander no son creíbles. Lo he dicho en muchas ocasiones. Los datos que nos han presentado no han servido porque falta testeo. El año pasado hicimos un artículo científico donde mostramos que Santander estaba entre los peores, en términos de cantidad de pruebas”.

De acuerdo con Idrovo, Prass va más allá de instalar puntos de pruebas gratis en el municipio. “Es una estrategia muy bien pensada, que hace mucho tiempo estamos pidiendo que se haga bien. La responsabilidad está en gran medida en las EPS y en las Secretarías Locales de Salud”.

Javier Villamizar, secretario de Salud Departamental, no dudó en reconocer que falta fortalecer la estrategia Prass. “Es un tema en el que hemos insistido. Es una tarea de todos, pero es responsabilidad directa de los municipios y de las EAPB (Entidades Administradoras de Planes de Beneficios de Salud)”.

Incluso el funcionario ratificó que se ha evidenciado que los resultados están llegando muy tarde. Es decir, deberían ser entregados en máximo 48 horas y están llegando hasta 10 días después.

“Nosotros estamos entregando los resultados en menos de 48 horas, pero las demoras son en las EAPB. Hemos hablado con las EPS para que contraten con los laboratorios privados de aquí (Higuera Escalante y HIC) y no envíen las muestras a Bogotá porque toma más tiempo.

“Se ha dicho también a los alcaldes que contraten a sus equipos COVID y, asimismo, a las empresas”, indicó.

Un llamado más

Los profesores del Departamento de Salud Pública de la Universidad Industrial de Santander señalaron que durante los últimos 14 meses el país ha vivido una situación sin precedentes desde el punto social y sanitario, que se ha agudizado durante las últimas tres semanas con la convergencia de la tercera ola de la epidemia por COVID-19 y el desarrollo del Paro Nacional con una amplia participación y diversas manifestaciones a lo largo y ancho del país.

En este contexto, solicitaron a las EPS redoblar su capacidad de respuesta para la identificación mediante diagnóstico oportuno y atención temprana de casos, y el rastreo y aislamiento de sus contactos.

A los empleadores, mantener el trabajo en casa para todas las actividades que no requieran presencialidad para su desempeño. Y a los comerciantes formales e informales, a garantizar el cumplimiento de las medidas de bioseguridad en sus espacios.

También a los ciudadanos a cumplir estrictamente con las medidas de prevención de la transmisión del virus mediante higiene de manos, mantenimiento del distanciamiento físico, ventilación de espacio y el uso adecuado de tapabocas. En este momento de mayor posibilidad de contagio, recomiendan el uso de doble tapabocas, especialmente en el contexto de movilizaciones sociales o encuentros particulares donde no sea posible mantener distanciamiento.

El Comité Asesor para la Implementación, Promoción, Prevención y Manejo de Posibles Casos de Enfermedad por COVID-19 de la Universidad Industrial de Santander, en un reciente comunicado frente al posible colapso de la red hospitalaria, solicitó a las EPS y a las Direcciones de Salud que se fortalezcan las acciones de vigilancia en salud pública que contribuyen a cortar cadenas de contagio, tales como: búsqueda activa de casos, diagnóstico oportuno y rastreo, y aislamiento de casos y contactos.

En el mismo sentido, que las EPS realicen la atención temprana de casos mediante estrategias domiciliarias, apoyadas con tecnologías de la información y las comunicaciones, con el fin de disminuir la presión sobre los servicios de salud.

Positividad

Hasta la primera semana de mayo, la positividad en algunos municipios como Albania, Aratoca, Barbosa, Betulia, Cabrera, California, Capitanejo, Carcasí, Chima, Chipatá, Cimitarra, Concepción, Confines, Contratación, Coromoro, Curití, Encino, Guadalupe, Güepsa, Matanza, Oiba, Onzaga, Palmas del Socorro, San Andrés, San Benito, San Vicente de Chucurí, Socorro, Suaita, Tona y Villanueva había incrementado hasta en 50%, lo que se convierte en una situación preocupante porque si se están tomando pocas muestras y de esas hay un gran porcentaje de casos positivos, la circulación viral es bastante alta.

En contraste, hay municipios como El Playón, Maracavita, Puerto Parra, San José de Miranda y Santa Bárbara, que cumplieron hasta un mes sin toma de muestras y como Hato, Jordán, Pinchote, San Joaquín y San Miguel hasta dos meses sin tomar muestras de detección para SARS-CoV-2.

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!