Dejé de tomarme una cerveza en la esquina del barrio

114 0

Esta mañana salí después de hacer el desayuno a mi familia y pensé, hoy domingo con este sol, me tomaré dos cervezas en la tienda de la esquina de los cachacos, una vaina bacana.

Bueno, pero cuando me estaba estacionando, decidí no bajarme y seguir adelante, pues no quiero perder más amigos, vecinos ni compañeros.

Parecieran qué hay muchas personas vacunadas, no contra el virus COVID 19, sino que el man de la fuerza los haya inyectado con la vacuna de la rabia, de odio, pues di vuelta y me tocó comprarme las frías y sentarme en el balcón de la casa.

Los miedos no son malos en nuestra personalidad, pero hay un miedo social está latente, hoy en vez de salir a disfrutar de un sol con una fría en la esquina mamando gallo, viendo pasar la pelada, tirando el piropo, recordando anécdotas de amigos, se ha convertido en un mal rato, en una perdida de amigos, de vecinos y de compañeros, los que militan en los grupos políticos de izquierda o aquellos que creen que militar o estar de acuerdo con ideas sociales llámese de izquierda,  o no se como lo creerán ellos, le da derecho a trapear y barrer con la honorabilidad no solo de uno; sino con la de nuestras familia, ey, como en esa esquina se asome el tema político, tengan plena seguridad que la amistad, la vecindad y el gozo comunal por parte de ellos se termina, parecieran que estuvieran vacunados no contra el COVID 19, sino con vacunad de odio.

Pues yo me pregunto, están mejor hoy que ayer, están trabajando mejor que ayer, consiguen ingresos mejor que antes, la calidad de vida de ellos y de su familia ha cambiado, será que se acabó la inseguridad, sus hijos van al colegio a un aula de clase que no sobrepasan los 38 grados centígrados, será que la alimentación que reciben los niños en los planteles mejoró, ya no comen en el desayuno huevo, sino carne, será que el servicio público principalmente el de agua tienen el chorro todos los días en el patio de sus casas, será que dejaron de colocar contrabando en el poste de energía porque los recibos llegan bajitos o será que están pensando que ahora si van a vivir sin pagar arriendo, con vivienda digna y sobre todo con amor familiar (porque para nadie es desconocido, que en el hogar a uno la mujer les grita “tú defendiendo, peleando, matándote por ese gobierno y nosotros seguimos comiendo …) eso es una realidad.

Hoy existe el temor de tomarse una cerveza en la esquina, no porque sufra las consecuencias de la inseguridad palmaria en esta ciudad, a ser atracado, sino, por no perder más amigos y vecinos.

Pero lo peor no es eso, hay un temor latente a perder mi voz, mi opinión, mi postura de ver la vida, de expresar mi opinión libremente sin temor de que al hacerlo, no solo en la esquina del barrio, sino en la redes sociales salgan miles de fanáticos a insultarme, a barrer con mi honra sus desgracias, a ser amenazados de mi propia integridad y la de mi familia.

Ese no es el futuro que quiero para mis hijos, estar callados, sumisos a un poder que se acerca cada día más y que vacuna a la sociedad con división de clases, rencor, odio, dándoles promesas que no cumplirán porque lo único que quieren es ver a un pueblo peleando entre sí, mientras ellos como los de antes (según ellos) siguen viviendo como rey, aumentando su patrimonio económico, arrojando promesas incumplidas. Es más, no es el espejo en que una familia u hogar nos podemos mirar, porque sus acciones según ellos por estar en el poder creen que el hogar y la familia es maltratar, humillar, lujuria y derroche de valores humanos.

Y lo que se viene en todo el país, no es lejos de lo que sucede en esta región del país, cuando cogen una alcaldía para hacer campaña política los 365 días del año, sino, díganme que ha pasado en esta administración, no es, sino la caja menor y mejor de una campaña política Nacional.

Señor director, por eso he dejado de disfrutar una esquina de domingo.

Envíale tu mensaje a Revista7 y será publicado en la sección CUÉNTALE AL DIRECTOR,  al correo gerenciarevista7@gmail.com o al whatsapp 3043735583.

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!