Santa Marta clama por camas a UCI a otras ciudades

39 0

En la ciudad de Santa Marta, la capacidad de camas UCI para pacientes de covid-19 está rebosada y ya comenzaron a utilizarse las últimas que quedaban para pacientes por otras patologías generales.

El colapso hospitalario es amenazador y en los últimos días, la ocupación de Unidades de Cuidados Intensivos se ha mantenido por encima del 90%.

A la fecha quedan menos de 15 camas disponibles en cinco clínicas, y eso es gracias a que se han logrado concretar remisiones por fuera de la capital del Magdalena.

Al respecto, la Secretaría de Salud Distrital confirmó que son alrededor de 30 pacientes críticos que en las últimas semanas han sido trasladados por las EPS a centros asistenciales con disponibilidad.

Los traslados que se han realizado desde Santa Marta han tenido como destino municipios del Magdalena y ciudades de la costa como Barranquilla, Cartagena, Riohacha e incluso a Neiva, Cali, Bogotá y Bucaramanga.

Estas regiones que se solidarizaron comenzaron a entrar también a un pico alto de contagios y por el aumento de ocupación hospitalaria que presentan, y notificaron a Santa Marta que dejarán de recibir sus enfermos.

El jefe de la cartera de salud Distrital, Henrique Toscano, aseguró que se están haciendo gestiones con otros entes territoriales y con el propio Gobierno Nacional para que se habiliten camas en distintas ciudades sin importar la distancia.

Toscano asegura que esa sería la única alternativa más inmediata, de lo contrario no habrá manera de atender la demanda de pacientes críticos y se perderán muchas vidas por no recibir a tiempo la atención que requieren”.

Actualmente se está en comunicación con Cundinamarca y con poblaciones cercanas a Bogotá como Soacha, Mosquera, Chía, Facatativá y Fusagasugá, donde tienen una gran oferta para poder trasladar a los enfermos.

Las medidas de confinamiento por tres días decretadas por la alcaldía, como toque de queda, ley seca y pico y cédula, no han dado resultados que permitan frenar la cadena de infectados.

La solución no es cerrar playas ni reducir el horario de funcionamiento de bancos, centros comerciales o restaurantes, porque esto hace desesperar y amontonar a la gente mientras hace diligencias y compras y causar el efecto contrario, pues en vez de disminuir los casos podrían aumentar.

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!