El yo con yo de Zarwawiko Torres Torres en Dusakawi EPSI que no ha visto el Superintendente de Salud

356 0

La Fundación Universo de Servicios de Colombia, Funsercol, que el año pasado según la interventoría recibió de manera irregular anticipos por 707 millones de pesos, tiene en su Junta Directiva personas relacionadas familiarmente con Zarwawiko Torres Torres, el Gobernador del Resguardo Arhuaco del Cesar. Se trata de dos de sus hermanos Zarkunawin Torres Torres, Seykaringumu Torres Torres y su cuñada Rosalba Izquierdo Torres, y en la Dirección Ejecutiva y Representación Legal a cargo de su esposa, Alcira Judith Izquierdo Torres.

Mediante Resolución 0328 fechada el 2 de febrero de 2021, la Superintendencia Nacional de Salud solicitó la cesación de giros directos autorizados a Dusakawi Epsi, buscando mitigar el riesgo de destinación errada de los recursos y verificar que se ejecuten cumpliendo con la prestación efectiva de los servicios de salud.  Además, ordena terminar definitivamente con todas las acciones que pongan en riesgo la vida o la integridad física de los pacientes o el destino de los recursos del Sistema General de Seguridad Social en Salud y suspender las prácticas ilegales o no autorizadas.

 

“Dusakawi EPSI de enero a octubre de 2020 ha dispersado a través de giro directo 78.568 millones de pesos distribuidos así: 52.749 millones modalidad capita y 23.819 millones modalidad evento ordinario y complementario. 30 entidades concentran el 80% de los recursos girados. A la fecha 51.472 millones han sido recibidos por los prestadores, sin que presuntamente los usuarios accedan a los servicios de salud y sin soporte del cumplimiento de los servicios prestados para contratación evento y los programas de promoción y prevención acordados en la contratación capitada”, explica el documento.

Y esta es solo una de las diferentes operaciones irregulares que fueron puestas al descubierto en las investigaciones preliminares y que tienen al filo de la quiebra a una empresa que tiene 238 mil afiliados indígenas, casi cien mil de ellos en la Sierra Nevada de Santa Marta, y que maneja un presupuesto anual cercano a los 240 mil millones de pesos.

Una de las empresas involucradas es la Fundación Universo de Servicios de Colombia, Funsercol, que el año pasado recibió de manera irregular anticipos por 707 millones de pesos. Dicha entidad, identificada con NIT: 900935486-3, registrada en la Cámara de Comercio de Valledupar como una empresa sin ánimo de lucro, tiene en su Junta Directiva personas relacionadas familiarmente con Zarwawiko Torres Torres, Gobernador del Resguardo Arhuaco del Cesar, a saber: Zarkunawin Torres Torres, Seykaringumu Torres Torres y Rosalba Izquierdo Torres, y la Dirección Ejecutiva y Representación Legal a cargo de Alcira Judith Izquierdo Torres. (Ver Certificado de existencia y representación).

Zarwawiko Torres es también presidente del máximo organismo directivo de Dusakawi EPS, la Asociación de Cabildos del Cesar y la Guajira, que está integrado por los Cabildos de las tres etnias asociadas Arhuaco, Wiwa y Yukpa, que controlan a la EPS y que entre otras funciones tienen la de nombrar al gerente de la empresa y representante legal y definir las decisiones administrativas y financieras clave de la empresa.

Los miembros de la junta directiva de Funsercol son dos hermanos, la cuñada y su esposa. Esta empresa ha contratado por años varios miles de millones de pesos, y según una fuente contrata servicios para Dusakawi EPS en Valledupar, San Juan, Barranquilla y Bucaramanga.

Zarwawiko Torres Torres fue elegido recientemente como Gobernador del Resguardo Arhuaco del Cesar, esta elección ha generado enfrentamientos y divisiones en el Pueblo Arhuaco. Para llegar a ese cargo a finales del año pasado, Torres contó con el apoyo del denominado Clan de la Familia Izquierdo, del que hace parte la concejala de Bogotá, Ati Quigua, su hermano Norey Izquierdo y su madre, Luz Helena Izquierdo, quien en ese momento ocupaba un cargo clave en la Dirección de Asuntos Indígenas del Ministerio del Interior, desde donde se expidió rápidamente el registro y reconocimiento de Torres como Gobernador muy a pesar de la cerrada oposición de Mamos y autoridades.

 

Luz Helena Izquierdo y su sobrina, Blasina Izquierdo fueron gerentes de la empresa en crisis Dusakawi EPS. En diciembre pasado Zarwawiko ordenó al gerente de la EPS que se contratara como asesora a Luz Helena por diez millones de pesos mensuales, acto que fue señalado por sus críticos como retribución al apoyo del clan Izquierdo a la elección de Torres como Gobernador.

 

Zarwawiko Torres, enfrenta además una investigación de la Fiscalía por violacion a una menor de la etnia arhuaca.

Conductas similares a la contratación de Dusakawi EPS con Funsercol, llevaron a la cárcel a Enoc Clavijo, miembro de la etnia yukpa, quien ostentó desde 2010 a 2014 el cargo de gerente en Dusakawi EPSI. Como reseña el periódico El Heraldo, Clavijo “en su calidad de gerente desvió los dineros a empresas fachadas a nombre del contratista como si fueran para el pago de suministros de medicamentos y transporte de enfermos que nunca se realizaron”.

El periódico El Pilón explica que “las autoridades establecieron que durante los años 2010 al 2012, Dusakawi EPSI realizó pagos con irregularidades a los proveedores Suministros & Suministros por $2.105 millones; comercializadora SHAYA por $1.609 millones y a Jean Carlos Calderón Beleño por $190 millones 580 mil”, hechos casi que calcados a los que se advierten en la Resolución 0328.

La Resolución 0328 se toma en estricto cumplimiento de los mandatos que las leyes le imponen a la Superintendencia Nacional de Salud, entre otros: vigilar el cumplimiento de las normas que regulan el Sistema General de Seguridad Social en Salud y promover el mejoramiento integral del mismo, de igual forma y velar por la eficiencia en la generación, recaudo, flujo, administración, custodia y aplicación de los recursos con destino a la prestación de los servicios de salud.

Varios sectores de la comunidad indígena aplauden la decisión, pero alegan que llega demasiado tarde, pues desde hace varios años vienen denunciando la poca eficiencia administrativa de Dusakawi EPSI y la turbiedad en sus estados financieros y contables.

Una de las primeras decisiones que hicieron dudar de la efectividad de la intervención a Dusakawi EPSI, tiene que ver con la permanencia en el cargo del Revisor Fiscal: primero se ordenó su despido y nombramiento de un Contralor, no obstante esta decisión fue revocada y éste pudo mantener su cargo hasta el 12 de febrero de 2019, cuando es reemplazado por Gildardo Tijaro Galindo; quien a su vez entregó en octubre de 2020 el cargo a Sonia María Montoya Ocampo, quien después de un análisis detallado de la información, solicita la medida cautelar en comento y enumera las situaciones irregulares que motivaron tal decisión.

Desde la fecha de la intervención hasta la cesación de los giros directos contenida en la resolución o328 de febrero de 2021, los Estados Financieros de Dusakawi EPSI S.A., presentaron variaciones operacionales de pérdidas netas para las siguientes vigencias: diciembre de 2013 por $13.042 millones; diciembre de 2014: 8.909 millones y diciembre de 2019: $11.226 millones. Las cifras antes mencionadas, sumadas ascienden a más de 33 mil millones de pesos, monto que se sale de la capacidad de comprensión de los 235.373 indígenas que pertenecen al Régimen Subsidiado de Salud.

 

Gobernador Carlos Caicedo aliado político

Los miembros del Clan de los Izquierdo, soportes de Zarwawiko Torres en Dusakawi Epsi son aliados políticos del Gobernador Carlos Caicedo.

Se ha criticado la interferencia de Caicedo en los asuntos indígenas a favor de sus aliados políticos, cómo la posesión en el Magdalena que hiciera de Zarwawiko en su despacho y distintas reuniones en esa dirección.

 

Pilatunas con el dinero público

 

Se pudo establecer que Dusakawi EPSI hasta el año pasado implementaba contabilidades paralelas a la registrada en las bases de datos, imposibilitando la verificación real del cumplimiento efectivo de los contratos y los tiempos de ejecución. En uno de los apartes de la Resolución, se indica que la entidad “ha sido requerida permanentemente para que elimine procesos manuales extracontables que generan riesgo e incertidumbre en la integridad de bases de datos, impidiendo estructurar los pagos a la red de prestadores y conocer la realidad contable de la facturación radicada y glosada”.

La auditoría realizada por la firma Caso Auditorías y Consultorías SAS, evidenció que además de las debilidades manifiestas en cuanto al control efectivo de los recursos, se evidenciaron prácticas indebidas relacionadas con el “flujo de recursos por el pago habitual de anticipos a la red prestadora de servicios de salud con saldos antiguos pendientes de legalizar, sin respaldo contractual”.

La firma interventora advierte al revisar los procesos y la metodología utilizada para los giros directos, una programación extracontable, sin radicación de facturas, sin presunta prestación de servicios a los usuarios y sin soporte del cumplimiento de los programas de promoción y prevención acordados en la contratación capitada y contrario a lo dispuesto en la normatividad para la contratación evento, situación que se ha presentado por más de tres años consecutivos. Palabras más, palabras menos, se hicieron sistemáticamente pagos a empresas sin verificar la ejecución real de las obligaciones ni la prestación efectiva de los servicio de salud, contrariando abiertamente las leyes sobre estos asuntos y los cánones de la moralidad pública y administrativa. (Ver listado de empresas en las páginas 5 y 6 de la Resolución 0328 del 02 de febrero de 2021)

En los estados financieros de Dusakawi EPSI a 31 de octubre de 2020 se registran anticipos por eventos en servicios de salud por 24.313 millones, monto que actualmente se encuentra pendiente por legalizar, y presume la interventora “que los servicios de atención en salud presuntamente no han sido prestados y un saldo por 1.665 millones correspondientes a anticipos de otras cuentas.

Caso Auditorias y Consultorías SAS explica técnicamente tal situación así: “la Entidad capitalizó como activo el costo por giros de capitación por 25.494 millones, cuya ejecución de actividades pactadas por promoción y prevención no han sido soportadas, dicho saldo está conformado por 43 prestadores, 15 de ellos concentran el 90% del saldo y un estimado del 46% presenta vencimiento por más de 90 días, esta cifra asciende a 11.833 millones”. (Ver listado de empresas en las páginas 7 y 8 de la Resolución 0328 del 02 de febrero de 2021)

Por último, en lo referente a radicación acumulada de facturas de enero a octubre de 2020 asciende a 69.419 millones, incluyendo vigencias anteriores, cifra de acuerdo a la entidad interventora es “inferior al giro directo dispersado del mismo período que asciende a 76.568 millones, significa que la Entidad ha desembolsado recursos en exceso, por presuntos servicios no prestados, es decir, giró anticipos de evento por 24.313 millones, cuya exigibilidad de los recursos presenta incertidumbre toda vez que, desde el punto de vista legal, algunos de los prestadores no tienen contrato formalizado”, estos desembolsos se hicieron a 26 empresas prestadoras que conforman el 80% del total radicado. (Ver listado de empresa en la página 9 de la Resolución 0328 del 02 de febrero de 2021)

 

Deficiente prestación y prevención de servicios en salud

 

Dusakawi EPSI presenta un total de 238,367 de afiliados activos reportados en la Base de Datos Única de Afiliados (BDUA Sispro) con corte a 30 de septiembre de 2020, representados así: 2.994 en línea contributivo, es decir, quienes pueden pagar una cotización, individual y familiar, o un aporte económico previo financiado directamente por el afiliado o en concurrencia entre éste y su empleador y,  235.373 en el régimen subsidiado, que acoge a aquellas personas que no pueden pagar su afiliación a la salud.  La entidad hace presencia en 25 municipios de 3 departamentos, mostrando una tendencia al alza de afiliaciones, representada en un 3.69% con respecto a septiembre 2019, lo que significa el ingreso de 8.696 afiliados más para la vigencia 2020.

El informe da cuenta de cinco indicadores sensibles en los que Dusakawi EPSI a pesar de disponer de recursos y ‘ejecutarlos’ presenta deficiencias importantes.   El primero de ellos tiene que ver con Binomio madre-hijo, La mortalidad materna es un señal altamente eficaz para evaluar el desempeño de los sistemas de salud, ya que cuestiona directamente la forma como se alcanzan los objetivos de capacidad de respuesta, equidad y buena salud que plantean las convenciones internacionales y lineamientos de la Organización Mundial de la Salud.

La entidad presenta dificultades en cuatro de los ocho indicadores que se califican, así: tasa incidencia de Sífilis Congénita: 1,58 casos, siendo la a cumplir 0.5 casos, es decir, tres veces más de lo requerido. En lo que se refiere al porcentaje de tamización para virus de inmunodeficiencia humana (VIA) en gestantes 78,07 %, registrando un déficit de cumplimiento de 16,93% en relación al objetivo del 95%. El tope a alcanzar de proporción de gestantes con captación temprana al control prenatal es del 80% y en este momento se encuentra en el 47,40%, un poco más de la mitad. Y por último, la mortalidad materna a 42 días que se ubica alrededor de los 184,1 eventos, casi triplicando la cifra estándar de 70 decesos por cada 100.000 nacidos vivos.

Estos problemas también se reproducen en el indicador de Salud Infantil, donde presenta resultados adversos en tres de los tres indicadores, así: Tasa de Mortalidad en Menores de 5 años por Desnutrición: 19 casos, excediendo por tres la meta de menos de 6 muertes x cada 100.000 niños menores de 5 años. Algo mucho más grave ocurre con la Tasa de Mortalidad en Menores de 5 años por Enfermedad Diarreica Aguda que reporta 127 hechos, rebasando de manera exorbitante el propósito de menos de 3,5 muertes x cada 100,000 niños menores de 5 años. En lo referente a la Tasa de Mortalidad en Menores de 5 años por Infección Respiratoria Aguda (IRA) reporta 25,4 eventos, lo que supone el doble de los casos aceptables: 12,6 muertes por cada 100.000 niños menores de 5 años.

Otro de los indicadores deficientes de Dusakawi EPsi en cuanto a la prestación efectiva del servicio de salud, tiene que ver con el Riesgo Cardiovascular y Precursoras de la Enfermedad Renal Crónica, aquí presenta falencias en cuatro de los seis componentes del mismo: Porcentaje de Captación de Diabetes Mellitus en personas de 18 a 69 años: 22.13%, estando tres puntos porcentuales de la meta; Porcentaje de Captación de Hipertensión Arterial (HTA) en personas de 18 a 69 años 10,30%, también por debajo del objetivo de 16.26%; Porcentaje de Pacientes Diabéticos controlados 10,88%, siendo 40% la cifra a alcanzar, y el Porcentaje de Pacientes Hipertensos Controlados mayores de 50 años tampoco alcanza el tope propuesto de 50%, registrando a fecha de corte solo un 43,37%.

El último de los indicadores incumplidos, es el de prevención del Cáncer de Cérvix y Mama, que cumple con solo uno de los cuatro componentes, los tres restantes se describen en el documento así: Porcentaje de Tamización Bienal con Mamografía de mujeres entre 50 y 69 años: 23.9 % teniendo como meta a alcanzar: 37%. Porcentaje de Mujeres con Citología Cervicouterina Anormal que cumplen el estándar de 30 días para la toma de colposcopia: 28,2%, estando 50% por debajo del Ideal 80% y, Porcentaje de Mujeres con toma de Citología Cervicouterina: 15,0%, alejados en 65% de la aspiración del 80% de total.

Un amplio sector de las comunidades indígenas de la Sierra Nevada espera que la justicia ordinaria y los entes de control tomen cartas en el asunto que tiene al borde de la quiebra a la entidad y en riesgo real a los más de 200 mil afiliados del régimen subsidiado.

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!