Poeta samario será traducido a los idiomas húngaro y ruso

454 0

En el Mundo este último año ha puesto en evidencia la necesidad de continuar unidos como sociedad en aras de poder sobrevivir a estos momentos difíciles y perdurar en este lugar que hoy habitamos. Desde el inicio de la pandemia y el confinamiento todas las actividades que implican reuniones han sido suspendidas por razones obvias, no obstante, los movimientos y grupos artísticos han sido recursivos ante las nuevas dinámicas, ofreciendo alternativas de todo orden para seguir activos, aprovechando las tecnologías de la información y comunicación.

Conciertos, lecturas de poemas, debates, entrevistas, obras de teatro y muchas otras actividades han mutado hacia la virtualidad conservando su intención y calidad. La distancia a la que nos tiene sometidos la pandemia Covid 19 ha significado en el sentido literal y amplio de la palabra, el acercamiento no solo a los demás como miembros de un grupo social determinado, sino también hacia otros escenarios y culturas.

Este entrecruzamiento y exploración ha permitido la difusión de los trabajos y las obras de quienes por encima de las dificultades continúan ocupándose del arte y la cultura, muy a pesar de los daños incalculables que las limitaciones a los eventos de afluencia masiva produjeron en el corazón de la ‘industria’ cultural. Uno de esos trabajadores incansables del arte y la cultura es Fernando Linero Montes, nacido en Santa Marta, Colombia, en 1957.  Graduado del Liceo Celedón se radica en Bogotá donde desarrolla una fructífera carrera combinando sus dos pasiones: la Poesía y la Música.

Estudió Filosofía y Letras en la Universidad de La Salle y Dirección Musical en el Conservatorio de la Universidad Nacional de Colombia. Ha publicado hasta el momento 16 libros de poesía, entre los que destacan: Sonata del sonámbulo (1980); La risa del saxo (1985); Guijarros (1990); Aparte de amor (1993); Palabras para el hombre (1998); Lecciones de fagot (2004); Experto en tachaduras (2010); Cuaderno de insectos y otros poemas (2011). También los trabajos musicales: El poeta Canta dos veces, Bar2Tango, Linero canta Linero, entre otros.

Fernando Linero Montes tiene un amplio recorrido y trayectoria internacional en los distintos frentes culturales que maneja: ha sido publicado en diversas antologías de poesía en varios países de América Latina y Europa; su nombre figura siempre como jurado en los distintos concursos de poesía y literatura del país; escribe artículos y reseñas para editoriales como Planeta; en cuanto a la música, ha figurado como pianista en grupos de relevancia como: La Orquesta de Lucho Bermúdez, Orquesta Camaguey, Los Tupamaros, entre otras.

Este nuevo año lo sorprende con la noticia de la traducción de sus poemas a los idiomas húngaro y ruso. “Me informaron recientemente que parte de mi obra será incluida en dos antologías que se difundirán en Hungría y Rusia.  Las publicaciones estarán coordinadas por Sándor Halmosi y Vadim Terekhin, reconocidos poetas y estudiosos de la literatura a nivel mundial, hecho que me alegra sobremanera y me hace pensar en un 2021 como un año productivo y de cosechas como escritor” comentó Fernando Linero Montes.

“El año 2020 a pesar de lo difícil que fue para todos como sociedad para mí fue muy importante: mis hijos me hicieron abuelo, me fueron publicados dos libros de poesía: uno en Colombia y otro en México; pese a la dificultad que significó adaptarme a la virtualidad, junto con el equipo del Colectivo Casa Linero logramos llevar a cabo todas las sesiones del Clan de Lectura que coordino desde Santa Marta  y, entre muchas otras cosas que agradezco y que me sorprenden, quedó avanzada para ser publicada este año la traducción de uno de mis libros al griego, lo que me hace vislumbrar cierta comprensión de mi trabajo en lugares geográficamente distantes, remotos”, reflexiona el poeta Linero Montes.

La selección de los artistas para la edición del libro se hizo por intermedio del Movimiento Mundial de Poesía, fundado en Medellín entre el 4 y el 8 de julio de 2011 con la participación de directores de 37 Festivales Internacionales de Poesía.  El grupo o colectivo de escritores surge de la necesidad imperante de discutir y opinar “sobre la conexión entre poesía y paz, la reconstrucción del espíritu humano, la reconciliación y recuperación de la naturaleza, la unidad y diversidad cultural de los pueblos, la pobreza material y la justicia poética, y posibles acciones a emprender a favor de la globalización de la poesía”, como se lee en su página web.

“Con estas dos nuevas antologías en las que un significativo grupo de colombianos seremos traducidos y difundidos en Hungría y Rusia, puedo decir como fundador del Movimiento Poético Mundial que estamos cumpliendo satisfactoriamente con uno de los objetivos: lograr interacción permanente y colaboración activa con todos los festivales internacionales de poesía, poetas, escuelas de poesía y publicaciones impresas y virtuales del mundo, no solo para contribuir a la difusión de la poesía colombiana en remotos países, sino para dinamizar la voz individual y colectiva de la poesía en nuestro tiempo”, puntualiza Fernando Linero Montes.

Los coordinadores de las antologías

A pesar de que los pormenores de las publicaciones aún se desconocen, cabe anotar que los encargados de las antologías son dos importantes escritores y estudiosos de la literatura: Sándor Halmosi y Vadim Terekhin.

Sándor Halmosi nació en Hungría en 1971. Poeta, traductor, artista, tallerista literario, editor y matemático, trabaja de manera activa con asociaciones de escritores y poetas contemporáneos del mundo en proyectos literarios de traducción. Promueve la poesía contemporánea internacional en Hungría, y difunde también la poesía húngara en el extranjero, mediante la publicación de antologías. Sus poemas han sido traducidos a más de diez idiomas.

En 2018 recibió el Premio de Poesía de la Asociación Internacional de Escritores Pjeter Bogdani, en 2019 el Premio de Poesía Lukijan Mušicki, y en 2020 el Premio Internacional de la Asociación Literaria y Artística Raskovnik (Serbia). Pertenece al PEN húngaro, es fundador y presidente honorario de la Asociación Literaria y de Arte Echivox (Stuttgart), y miembro de la Academia Europea de Ciencias, Artes y Letras (París).

Por su parte, Vadim Terekhin nació en Pesochensky Suvorov, distrito de la región de Tula, Rusia, el 27 de enero de 1963. Graduado del mando militar superior de Kazan y de la escuela de ingeniería de las fuerzas de misiles Mariscal de artillería M. N. Chistyakova y del Instituto literario de Moscú Máximo Gorky. Sirvió en el cosmódromo de Baikonur (1985-1990). Desde 1991 trabaja en el campo de la literatura y la cultura. Durante mucho tiempo, fue Viceministro-Jefe del Departamento de Cultura, Arte y Cinematografía de la Región de Kaluga.

Terekhin también ha sido ganador del premio literario ucraniano Taras Shevchenko (2018), del festival literario eslavo internacional “Golden Knight” (2016), del premio internacional “Cultura imperial” Eduard Volodin (2012), del Premio literario ruso “Belukha”, GD Grebenshchikova (2012), del Premio del Distrito Federal Central de la Federación Rusa en el campo de la literatura y el arte (2009), ganador del premio honorífico del Foro poético en Bahrein (2007), del premio literario de toda Rusia “la casa del padre” que lleva el nombre de los hermanos Kireevsky (2002), del diploma del II concurso Philaret de poesía religiosa en Internet (2001), del premio literario de la editorial “Golden Alley” (2000), del premio literario Marina Tsvetaeva (1998), y del premio de toda Rusia de la Fundación para el apoyo a la democracia para jóvenes escritores (1996).

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!