¿MUCHO PEDIR?

79 0

Por Rubén Darío Ceballos Mendoza

Esta crisis ha puesto sobre el tapete situaciones mal atendidas y de suyo las crónicas, como es el abandono del sistema de salud y la seguridad social; de la misma manera que descubre cambios en una sociedad que se suponía afecta y favorable a  los triunfadores de las elecciones pasadas, pero que ante el mal y peor manejo que le ha dado a este grande y grave episodio que nos aflige, ha comenzado a expresar rechazos con vehemencia manifiesta, toda vez que se hallaba esperanzada en una mejor y pronta solución a la emergencia, en lo que no han valido pretendidos paternalismos y sí reacciones en contra, sin que haya podido refugiarse en excusas (lo que siempre hacen). Esta crisis ha abierto sin duda un vaso comunicante con la realidad que desafortunadamente raya en lo abisal.

 

De todo esto, esperamos salgan a la luz aspectos positivos, que la empresa privada y los más empiecen a actuar al margen del gobierno departamental e inclusive el Distrital y desde la óptica de una iniciativa sensata, auxilie a los mayormente afectados y excluidos, a fin de reactivar por cuenta propia la economía y convencerse que debe ser consensuada, acordada y más humana su participación en el concierto colectivo, a fin de fomentar e impulsar de manera decidida y decisiva, programas que sin importar la ausencia del ejecutivo departamental, tengan autonomía de vuelo propia, para recobrar el liderazgo regional perdido de tiempo atrás, desmejorandose más hoy en día.

 

Se trata de apoyar, favorecer, buscar los espacios que necesario fueren para entrar a liderar integralmente desarrollo, progreso y crecimiento, dar estímulos a emprendedores y pequeñas empresas, articularlas a sus propias actividades y renglones en cuanto a productividad y demás asuntos que de ella se derivan, ayudarlos a la consecución de créditos, auparlos, potenciarlos en y de manera suficiente para proteger empleo, evitar quiebras, recuperar las cadenas de suministros. Salvarlos de la asfixia económica. Procurar por los medios que fueren, superar los devastadores efectos de esta triple crisis sanitaria, económica y social.

 

Es pensar en dejar de lado la polarización y la confrontación política, cicuta pura para la salud, la economía y lo social, toda vez que altera el equilibrio que debe y tiene que ser y de paso afecta los recursos del departamento y los municipios. No pueden los mandatarios Departamentales, Distritales y Municipales de los magdalenenses caer en más vanidad ni dejarse seguir tentándose que le van a ganar la partida cuando nadie está pendiente de ello, sino de salvar la crisis y demás obstáculos sobrevinientes. Es comprometerse todos, lo público y los privados, defendernos como un solo cuerpo, no incurrir en el error de enfrascarse en radicalizaciones y terquedades, sino abrirse a la lucha por sacar avante al departamento del Magdalena,  que es lo que real y verdaderamente debe importarnos a todos. rubenceballos56@gmail.com *Jurista

Related Post

Y PARA COLMO, SE VICTIMIZA

Publicado por - 20 febrero, 2021 0
Por Rubén Darío Ceballos Mendoza Que suerte la de nuestro departamento de Magdalena; como si señalado estuviera por fuerzas oscuras…

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!