Caicedo y la “posesión” del cuestionado Gobernador Arhuaco del Cesar

650 0
En días pasados el gobernador del Magdalena haciendo uso de una figura jurídica inexistente y, ejecutando un acto con visos más políticos que legales o jurídicos, ‘posesionó’ al nuevo Cabildo Gobernador del Pueblo Arhuaco del Cesar, Zarwawiko Torres, pasando por alto las graves denuncias por acceso carnal abusivo con menor de 14 años y corrupción administrativa en Dusakawi Epsi, la empresa responsable de asegurar en salud a 246 mil indígenas, un presupuesto cercano a los 200 mil millones de pesos, y que presenta pérdidas operacionales de 20 mil millones de pesos por año. Otras fuentes aseguran que altas esferas de Supersalud “han sido permeadas” situación que explicaría que no se tomen medidas efectivas para corregir la crisis financiera y las deficiencias en la prestación de salud a las comunidades indígenas.
 
Caicedo al “posesionar” a Zarwawiko atiende la solicitud de sus aliados políticos, el Clan de la familia Izquierdo, del que hace parte Ati Quigua, concejal de Bogotá, y fórmula vicepresidencial del hoy Gobernador del Magdalena. Los Izquierdo han tenido a su cargo dos veces la gerencia y la subgerencia de Dusakawi Epsi, empresa intervenida con medida de Vigilancia Especial por Supersalud, desde 2012. Fuentes consultadas, dijeron que Caicedo, a través de los Izquierdo, quiere modificar a su acomodo político la representatividad de las autoridades indígenas de la Sierra Nevada. En otras palabras, Caicedo tiene en su mira incidir en el accionar político de los pueblos de la Sierra en los tres departamentos.

El mismo día que se conoció la designación de Zarwawiko Torres Torres como Cabildo Gobernador del Pueblo Arhuaco, empezaron los reparos en contra de tal elección.

Y mucho de razón tienen los manifestantes, pues las acusaciones que se hacen en contra de Torres Torres son de alto calibre y requieren de la actuación urgente de la justicia ordinaria: Acceso Carnal Abusivo con menor de catorce años y corrupción administrativa.

El nombre de Zarwawiko Torres Torres viene hace años dando tumbos en la comunidad Arhuaca, sobre todo entre las mujeres, que hoy, ante la designación de éste como Cabildo Gobernador decidieron dejar a un lado los temores y hacerle frente a esta situación.

Entre las mujeres arhuacas creció la indignación por los antecedentes de Torres de abusos a menores, incluso de su círculo familiar.

La Fiscalía inició investigaciones a partir de diversas denuncias presentadas. Una de esas denuncias es la de Ana Ilba Torres, perteneciente al pueblo Arhuaco, quien fue atacada siendo una niña y es hija del exgobernador Julio Alberto Torres.

Se conoció que Ana Ilba Torres, quien cuando fue atacada era cuñada del hoy Cabildo Gobernador Arhuaco, presentó denuncia penal en contra de éste, de acuerdo a lo establecido en el artículo 208 del Código Penal, delito denominado: Acceso Carnal Abusivo con menor de catorce años y descrito de la siguiente manera: “el que acceda carnalmente a persona menor de catorce (14) años, incurrirá en prisión de doce (12) a veinte (20) años”.

En este mismo sentido se manifestaron públicamente más de 60 mujeres en un video que se hizo viral en redes sociales. “Rechazamos la elección como Cabildo Gobernador de una persona que atenta contra la mujer, que en nuestra cultura representa la madre tierra, lo que se hace a nosotras, se le hace a la madre tierra. Las mujeres arhuacas exigimos a las autoridades tradicionales que ayuden a esclarecer casos como este que se vienen presentando desde hace años en la Sierra Nevada”, dice una de las voceras del grupo. (Link video en redes

https://twitter.com/Rogeruv/status/1300420861305016322

Tanto Ana Ilba Torres como las mujeres arhuacas que hicieron público su manifiesto han sido objeto de presiones, de insultos, de amenazas y hasta de ofrecimientos económicos para que desistan de sus denuncias. Sus familiares no han escapado al hostigamiento. Hasta el momento las autoridades no han tomado medidas de protección en favor de las denunciantes y sus parientes.

No son las únicas que se oponen a la elección de Torres. Según detalla el periódico El Espectador: “más de 100 autoridades locales y mamos dirigieron una carta a los alcaldes de Pueblo Bello y Valledupar, a la Defensoría y a la Procuraduría, en la que piden que se abstengan de reconocer a Torres como representante legal del Pueblo Arhuaco”.

(Link https://www.elespectador.com/colombia2020/pais/los-reparos-al-nuevo-gobernador-arhuaco/ )

No obstante, Zarwawiko Torres asegura que el proceso se llevó a cabo de acuerdo con los rituales políticos y culturales que la organización indígena exige.

Los hechos de los que fue víctima Ana Ilba Torres ocurrieron en el mes de diciembre de 1999, cuando apenas tenía 13 años de edad. Ana Ilba Torres fue atacada sexualmente por quien en ese entonces era el marido de su hermana mayor:  Zarwawiko Torres Torres.

Muy a pesar de la negativa del acusado, la familia decide comunicar de lo sucedido a las autoridades indígenas y estos procedieron a dictar en contra de Zarwawiko Torres detención de tres (3) meses de prisión por la ofensa cometida.

Frente a esto, afirman la denunciante y su abogada que “la detención o sanción interpuesta al señor Zarwawiko Torres por la conducta desplegada por el consecutiva de delito no se ajusta a la realidad de los hechos, pues si bien es cierto que estos tienen un régimen especial para su tratamiento, los delitos que sean cometidos contra menores son de competencia exclusiva de la justicia ordinaria” y les asiste razón, porque en tiempos recientes, la justicia ordinaria ha condenado a muchos miembros de tribus y etnias por delitos de entidad similar.

Las denuncias no avanzan, afirman algunas fuentes, porque Zarwawiko Torres Torres cuenta con el apoyo irrestricto de la concejal de Bogotá y fórmula vicepresidencial de Carlos Caicedo en 2018: Ati Quigua Izquierdo; la madre de ésta: Luz Helena Izquierdo, quien fue gerente de Dusakawi y en la actualidad se desempeña como Asesora de la Dirección de Etnias del MinInterior; Blasina Izquierdo, también se ha sido gerente y subgerente en la EPSI en cuestión, y Norey Maku Quigua Izquierdo, dirigente político que funge como enlace de las comunidades con el Alto Gobierno y se proyecta como candidato al congreso.

Como se sabe, el Clan Izquierdo es una de las familias que más poder económico, burocrático y político ostenta dentro de las etnias que habitan la Sierra Nevada y sus estribaciones.

“El cordón umbilical que une a Zarwawiko y a la familia Izquierdo son los contratos corruptos de Dusakawi Epsi, dijo una autoridad arhuaca consultada, usando esos recursos a manos llenas financiaron durante casi dos años las reuniones internas y hasta “sebaron” a algunos Mamos para facilitar su elección en medio de la pandemia y desatendiendo las advertencias del Ministerio del Interior y de la Procuraduría.

Existe la versión que Luz Helena Izquierdo habría presentado renuncia al Ministerio del Interior esta semana para ocupar un alto cargo en la conducción de Dusakawi Epsi.

Algunas fuentes consultadas afirman que el grupo que dirige Dusakawi Epsi ha logrado permear altas esferas de funcionarios y auditores de Supersalud, situación que explicaría que a pesar de la crisis de la eps no se tomen medidas serias para contenerla.

Otra reconocida líder indígena: Leonor Zalabata, quien actualmente se desempeña como consejera de derechos humanos y delegada de la Confederación Indígena Tayrona ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos de Pueblos Indígenas en Colombia, manifestó: “Zarwawiko Torres estuvo más de 20 años en Dusakawi, tiene más de cinco casas de paso y a eso se dedicó toda la vida… Necesitan el poder político de la organización, que son los que le podrían hacer el control a la EPS, para que puedan seguir sosteniendo el poder económico a través de la EPS”.

La lucha por hacerse con el dominio de la dirección del Resguardo del Cesar, quienes deben hacer control a los dineros que se envían desde el gobierno central a una Eps cuyo presupuesto alcanza los 200 mil millones de pesos anuales, ha dejado ver el lado más oscuro de estas familias, que saltándose las leyes ancestrales y utilizando métodos casi criminales intentan reducir a los líderes políticos que les ejercen oposición, comentó una de las fuentes consultadas por Revista Siete con ocasión de la ‘detención’ de varios dirigentes de la Directiva saliente, quienes fueron sacados a la fuerza de la Casa Indígena de Valledupar y transportados hasta Nabusimake por orden del Cabildo Gobernador recién ‘posesionado’. También dice que días después de la asamblea murió por la Covid19 José Camilo Niño, uno de los personajes más respetados de la zona. (Link del video en w Radio https://twitter.com/WRadioColombia/status/1294440017859928064?ref_src=twsrc%5Etfw%7Ctwcamp%5Etweetembed%7Ctwterm%5E1294440017859928064%7Ctwgr%5Eshare_3&ref_url=https%3A%2F%2Fwww.elespectador.com%2Fcolombia2020%2Fpais%2Flos-reparos-al-nuevo-gobernador-arhuaco%2F )

 

 El desfalco en Dusakawi EPSI supera los 100 mil millones de pesos

“A pesar que desde hace años varias personas han denunciado las irregularidades con el manejo de los recursos, las entidades estatales han estado de espaldas a esta situación. Hemos estado solos en la lucha de hacerle control efectivo a los recursos que llegan a las arcas de Dusakawi EPSI, porque a día de hoy consideramos que los recursos malversados superan los 100 mil millones de pesos”, dijo Gelver Zapata Izquierdo, reconocido dirigente arhuaco. La cifra que denuncia Zapata Izquierdo pone en duda el ejercicio real de los entes de control, más aún, cuando todas apuntan a una misma persona: Zarwawiko Torres Torres.

Es un hecho notorio en la comunidad, que con ese poderío económico pudo llevarse a cabo, contra todos los pronósticos y restricciones, la asamblea que eligió al nuevo Cabildo Gobernador.

A Zarwawiko Torres también se le acusa de direccionar desde la gerencia de Dusakawi millonarios contratos hacia empresas creadas por él y un pequeño grupo que por la fuerza a tratado de apoderarse del poder político, económico y burocrático.

“Entendemos que todo este proceso de amedrentamiento viene siendo orquestado por las personas que han estado al frente de la empresa. La intención de todos estos atropellos a los que hemos sido sometidos nosotros que trabajamos incansablemente por la organización, es ocultar administrativa, financiera, contable y jurídicamente el descalabro fiscal”, aseveró Gelver Zapata, quien fue protagonista de un video viral en redes sociales donde se llevaban a la fuerza a algunos dirigentes de la Casa Indígena hacia Nabusimake ante la mirada impávida de los miembros de la comunidad.

Este incidente motivó la salida de la zona de algunos dirigentes indígenas que se han interesado por el correcto y efectivo manejo de los recursos públicos que se destinan a la atención de necesidades básicas de los pueblos de la Sierra Nevada. El periódico El Tiempo informó que Rubiel Zalabata Izquierdo, Leonor Zalabata Tórres, Arukwin Tórres Zalabata, Ruth Izquierdo Pérez, Julio Alberto Tórres, Jesús Arroyo y José María Arroyo, habrían recibido amenazas en contra de su vida por cuenta de su oposición al nuevo Cabildo Gobernador: Zarwawiko Torres.

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!