“El Covid-19 expone a una doble amenaza a las personas con enfermedades cardiovasculares”: MinSalud

114 0

Actualmente “la pandemia por covid-19 expone a una doble amenaza a las personas con enfermedades cardiovasculares, dada la alta probabilidad de padecer más fuerte los daños que ocasiona el virus. Asimismo, la posibilidad de ver descuidado su seguimiento y atención médica por temor a contagiarse al acudir a una institución prestadora de salud”, apuntó Nubia Bautista, subdirectora (e) del área de Enfermedades No Transmisibles.

Según reporte del Instituto Nacional de Salud, a corte 28 de septiembre, de las 25.641 personas fallecidas por coronavirus el 28,1% tenía comorbilidades de hipertensión arterial (5.465) e insuficiencia cardíaca (1.752).

La Organización Mundial de la Salud cataloga las enfermedades cardiovasculares como la principal causa de muerte en el mundo y en la región de las Américas. En 2017 estas causaron aproximadamente 17.8 millones de muertes en todo el mundo.

En Colombia también ocupan el primer lugar como causal de deceso y se sitúan dentro de las diez primeras razones por las que se pierden años de vida saludable. Para el año 2018 en el país se reportaron 100 muertes por cada 100.000 habitantes, debido a esta razón.

“Estas patologías pueden ser originadas por múltiples razones, y elevan los riesgos de muerte o discapacidad: el tabaquismo, la diabetes, presión arterial alta, obesidad, contaminación del aire, alimentación poco saludable, consumo excesivo de alcohol, sedentarismo y colesterol LDL elevado, principalmente”, dijo Bautista.

Agregó que la mayoría de los factores de riesgo son prevenibles y controlables, por lo que invita a los ciudadanos a tomar mejores decisiones e implementar estilos de vida saludable, con adaptación de entornos y adherencia al tratamiento médico. Además, acatar los protocolos de bioseguridad establecidos para la prevención del contagio de covid-19.

Recomendaciones

Bautista entregó también las principales recomendaciones para prevenir y controlar las enfermedades cardiovasculares.

  1. Alimentación saludable y actividad física

Consumir alimentos frescos y variados, que incluyan en cada una de las comidas frutas enteras y verduras.

Reducir el consumo de “alimentos de paquete”, comidas rápidas y bebidas azucaradas gaseosas o no. De igual manera, bajar el consumo de sal y alimentos embutidos, enlatados y grasas de origen animal como la manteca.

Realizar actividad física de forma regular, relacionada con el movimiento corporal que se hace en las actividades cotidianas y/o recreativas.

Incluir otras actividades físicas deportivas que sumen al menos 150 minutos a la semana. No importa la intensidad, su práctica genera impacto positivo sobre la salud, el bienestar y la calidad de vida.

  1. Consumo de tabaco y bebidas alcohólicas

Evitar el consumo de tabaco y sus derivados, así como la exposición al humo de estos productos.

Eliminar la ingesta en exceso de bebidas alcohólicas, ya que puede debilitar el músculo cardiaco, causar complicaciones de salud e incluso la muerte.

Nunca es muy tarde para dejar de fumar o beber alcohol; ambos contienen sustancias adictivas y perjudiciales para la salud que producen aumento de la frecuencia cardíaca y de la presión arterial, entre otros efectos cardiacos y cerebrovasculares.

Pedir ayuda al prestador de salud más cercano para iniciar tratamiento si se desea de dejar de consumir tabaco y/o vapear, al igual que con las bebidas alcohólicas.

  1. Control del estrés, hipertensión y diabetes

Aprender a manejar los problemas, así como controlar la presión arterial y los niveles de azúcar en sangre, mejoran la salud en general y la del corazón.

  1. APP ‘Conoce tu riesgo’

Conocer cuál es el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares o diabetes se puede a través de la aplicación para dispositivos móviles ‘Conoce tu riesgo’, disponible en Google Play y App Store.

“Esta herramienta del Ministerio de Salud le permite a cualquier persona ingresar y calcular su riesgo cardiovascular y de diabetes”, señaló Nubia Bautista, agregando que es importante atender las recomendaciones según el resultado y consultar al servicio de salud oportunamente.

La valoración del riesgo cardiovascular y metabólico es una intervención de obligatorio cumplimiento en el sistema de salud, teniendo en cuenta el grupo de edad al que pertenezca el paciente; es deber de las EPS y la red de prestadores de salud detectar tempranamente enfermedades cardiovasculares en las personas mayores de 18 años y el control mediante tratamiento adecuado.

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!