“La Montaña Sagrada”. 2ª Parte “Las Ruedas del Tiempo”

215 0

Por Rafael Gómez LLinas

 

Entonces, el anciano Mamo Tayrona que no era de los de aquellos del siglo XVI, sino uno de los sucesores, de los descendientes, de los Mamos de la vertiente sur de la “Montaña de Luces” que, también, en la tercera o cuarta década del siglo XXI cuenta a sus visitantes y estudiantes de “Ciencias Tradicionales”, la profecía de los acontecimientos que habrían de sobrevenir a los pueblos de la Nevada cuando en el atardecer de fuego de la bahía, se avistaran esas, las primeras naves de una extraña expedición invasora. Les cuenta y explica la saga de la civilización de los guardianes de la “Montaña de Luces”,  los custodios del “Corazón del Mundo”…

El anciano Tayrona, el Mamo Busintana Menjabin, mientras va hablando y hablando, les hace entrega de regalo una “Tutu”, una mochila, después de explicarles su significado. El piloto experto de la embarcación, Américo AL-Zaleal, la toma cuidadosamente entre sus manos y se la presenta a Alfred D´Saint Chezcott, el erudito capitán de la Nao invasora, que no era tampoco un capitán castellano de finales del siglo XVI, sino uno, sobreviviente de un cataclismo universal ocurrido probablemente en la segunda o tercera década del siglo XXI que huye con sus tripulantes y familias de las consecuencias del desastre, y busca un lugar para vivir y trabajar alejado de tantos pesares..

El capitán de la Nao asombrado con la explicación dada por el anciano Mamo, se devuelve a su camarote y regresa con un viejo, amarillento y ya descuadernado libro entre sus manos.

¡Mira! Le dice al piloto. Luego abre el libro y continúa: ¡Entonces la elaboración de una mochila indígena de la Sierra Nevada de Santa Marta, obedece al mismo principio matemático del modelo de creación y expansión del Universo, formulado por la física teórica.!

Fuente:  “El Universo en una cascara de nuez” de Stephen Hawking (Cap. 3, pag. 86)

¡Observa!.. Estos son modelos matemáticos recreados, sobre el nacimiento y  expansión del universo, formulados por Stephen W. Hawking, mostrados por él en su muy antigua y emblemática obra: “El universo en una cascara de Nuez”.. Si le preguntásemos al Mamo qué es esto, entonces nos diría que es una Tutu: ¡Una mochila!.. y  que cuando se porta una mochila de la Sierra Nevada, lo que realmente se tiene entre las manos es todo un Universo..

Todo está conectado. Le respondió Américo Al-Zaleal..

 

¡Así es! Además, hay que comprender que, en la unicidad del espacio-tiempo, las distancias, los tamaños y mucho menos el tiempo, carecen de importancia y de cabida. Eso nos lleva a pensar sin temor a equivocarnos, que sin importar el tamaño de una mochila indígena con relación al vasto tamaño del universo, su correspondencia y similitud holística, su esencia y desarrollo, la “intención” de ambos, la Tutu, la mochila de los Mamos de la Sierra Nevada de Santa Marta, ES, un universo.. Remató emocionado el capitán de la embarcación..

Así es.. Eso tendría sin duda alguna muchos, muchos alcances. Concluyó Américo Al- Zaleal..

¡Y resolvería también muchas, muchas cosas!. Gritó Ankimako(1) el vigía de la Nao, sacando la cabeza tímidamente por encima un grupo de marineros de cubierta, que desconcertados, se agrupaban muy prevenidos a lado y lado del mástil de mesana..

Mientras tanto el anciano Mamo Tayrona seguía hablando y contando, y les describía la formación del código espiritual, cultural, ambiental, social y consuetudinario de los pueblos de la Nevada, los rudimentos de su concepción del mundo, los valores esenciales del código de conducta, guía espiritual y compendio científico de estas naciones. Según su cosmovisión, esta Ley de Origen fue dictada directamente por los “Padres y Madres creadores”, entregándola a los pueblos de la Sierra para su cuidado, conocimiento y aplicación. Ella rige todos los actos de su vida, sin excepción y es de obligatorio cumplimiento por todos los indígenas..

Una parte de la Ley de Origen también fue dictada por los “padres” y “madres” para la civilización  no- indígena, los “hermanos  menores”,  para ser conocida, estudiada y usada por estos. En este apartado de la narración el Mamo explica  los principios de la ley de origen que fueron establecidos para los pueblos de Europa, Asia, África, Oceanía, para las culturas no especificadas que “viajaron a las estrellas” y para los otros pueblos indígenas de América, que tuvieron un conocimiento diferente al que le fue transmitido a los de  la  Sierra Nevada de Santa Marta. Describe, además, como la civilización no- indígena, olvidó y dejó de aplicar los conocimientos y ciencias que le fueron entregadas directamente por los padres y madres creadores..

El capitán de la nave, pasa revista al transcurso del conocimiento y avance de la civilización occidental, en el recuadro de los valores que están siendo transmitidos por el Mamo acerca de la suya, del esfuerzo para el conocimiento científico y se detiene en cada uno de los espacios de esta civilización, a partir de la pérdida de la inocencia original que les llevo a desobedecer los viejos valores transmitidos, y crear una civilización basada en el desmedido afán de lucro, la dominación, el egoísmo y la violencia..

Esta ley de origen tiene la virtud de enseñar los valores elementales de la tradición indígena, de su aproximación y relaciones con el mundo, de sus códigos de comportamiento y guía para el estudio y destino de la ciencia, y en virtud de su fuerza integradora, permite al humano aprender el conocimiento del entorno a partir de las experiencias e interacciones con la naturaleza y la  biósfera misma, erigiéndose como una guía de esa tradición, que desarrolla el concepto de un código integral de conducta respetuoso de la vida material y espiritual de las culturas humanas..

El  Mamo Tayrona sigue hablando y hablando. Describe la zaga mitológica de la formación de la vida, la creación como resultado de un acto consiente y deliberado de las fuerzas originales, Serankua y Seukukui.(2) De las relaciones entre la sociedad humana y la naturaleza, desentrañándolas, como un lazo filial, madre-hijos, superior a las diferencias y a la cerrada correspondencia biológica..

“QUIEN NO AMA A LA MADRE DE TODOS, NO AMA LA PROPIA, NO SE AMA ASÍ MISMO, NI AMA A NADIE”. Esto parece ser el sencillo aforismo con el cual se describe este valor. La vida misma, su creación en la “Montaña Sagrada” como expresión de la creación de vida en el planeta, su primacía en la Sierra  Nevada de Santa Marta como origen de la vida en otras partes, el riesgo presagiado de su destrucción como consecuencia de el “pecado de la especie”, la invasión de los territorios sagrados como detonante del cataclismo de la Nevada y la catástrofe planetaria, son los acontecimientos que van siendo narrados por el anciano Mamo Menjabin, mientras recuerda con  nostalgia la riqueza de su “paraíso”, al cual no se resigna a abandonar y dejar destruir… No será expulsado de él, si no que se extinguirá al mismo tiempo con este..

En ese momento de la narración las dos civilizaciones finalmente comienzan a percibirse: el Mamo desde que tuvo noticias de la presencia de las naves invasoras por la versión altisonante dada por los indígenas que llegaron desde las ramadas de Kasindúkua(3). Y el capitán de la expedición invasora cuando percibe un gran movimiento de gentes en las faldas de la montaña que dan hacia el mar. Observa la montaña, la “Montaña de luces”, descripción rigurosa emanada posteriormente de los cronistas de indias, que le despierta la memoria nostálgica de un paraíso del cual fue expulsado: Otra montaña, al otro lado del mar, desde donde partió la expedición, mientras rememoraba su leyenda del jardín del Edén, la culpa del pecado contra el respeto, la formación de una cultura del sufrimiento y la enemistad con la naturaleza, exclusión de la diferencia, el afán de lucro, la capacidad de subordinar la voluntad ajena, la creación de leyes para el castigo, el mundo de las cosas prohibidas, la perdida de la inocencia, la tristeza, el dolor, el olvido a la madre y, finalmente, la perdida de la esperanza para la vida acá, por la promesa de un renacimiento o un nuevo paraíso, allá..

“Madre Tierra” es la enseñanza de la vida, descrita en la leyenda central de ambas civilizaciones: El sueño de un paraíso original, en tanto es diferente el papel de ambos: El uno, expulsado y desplazado de él, se venga contra la naturaleza destruyéndola. El otro se comprende su guardián y se aferra a su sueño con todas las fuerzas de su alma, prefiriendo su propia destrucción, antes que descuidar y abandonar el paraíso de la montaña sagrada… Ella vivirá con él, o si no, el morirá con ella…

Las dos civilizaciones comienzan a registrar sus respectivos actores: el Mamo indígena se presenta ante el erudito capitán de la expedición invasora bajo la figura de una aparición en la cubierta, frente a lo cual el asustado capitán,  asume todas las prevenciones de su cultura frente a la existencia del anti- paradigma: Cree estar en la orilla de la Bahía bajo un embrujo de las fuerzas del demonio, de aquella innombrable oscuridad que le expulsó de su propio paraíso original..

El Mamo le cuenta a sus visitantes el relato de la historia de la aparición del “hermanito menor” en el mundo, de los códigos y leyes de origen que le fueron entregados y de la forma como destruyó  y desorganizo estos, al igual como de las consecuencias sobre el entorno que la desobediencia a esas leyes de origen fueron causando.

 Después de mostrar la creación del hermano menor, continúa con las profecías sobre la invasión, el periodo de los primeros encuentros, la destrucción de la civilización Tayrona, su subida hacia los cerros nevados y las lagunas sagradas, los años del silencio, el renacimiento de finales del siglo XIX, la zaga del siglo XX, el llamamiento de los Mamos a los pueblos del mundo para el cuidado de la madre tierra y concluye con el momento de la profecía del cataclismo universal, ocurrido, como la había señalado con tristeza en su relato, entre la tercera y cuarta  década del siglo XXI.

El capitán a su vez pasa revista a la historia de su civilización, la de los hermanos menores, desde la expulsión de su propio paraíso hasta la ocurrencia del cataclismo pronosticado por el anciano Mamo. Describe el nacimiento de su civilización entre dos ríos, la construcción de pirámides, la relación de guerras y violencias, expediciones y descubrimiento de sus pueblos, pasa revista a la soberbia civilización global de los siglos XX y XXI, a su obsesión por la conquista de las estrellas y el errado acercamiento al conocimiento de la fuerza motriz del universo por medio de la liberación destructora de la energía contenida en las entrañas del átomo. Concluye, igualmente, con el cataclismo universal que, en la tercera o cuarta década del siglo XXI, acabaría con todo  lo de este mundo..

 Ahora, con esa visión de la tierra, las dos civilizaciones finalmente se encuentran, lo que obliga al anciano a explicar la zaga de la creación de la humanidad, comenzando por los pueblos de la Nevada, en primer lugar y la instauración de sus leyes, seguida luego de la creación de los indígenas de América, los dos o tres pueblos que se fueron para las estrellas, los polinesios, los Asiáticos, los Africanos y los europeos. Ellos todos, son los hermanos menores, los que nacieron después, los que, por falta de saber o haber perdido la propia sabiduría desordenaron su mundo y perturbaron casi acabando, al planeta entero.

El Capitán ahora recuerda la leyenda de los pueblos de la montaña sagrada, incierto mito de su cultura, pero sobre el cual existió un registro detallado de cuatrocientos noventa y cinco años de tentativa de exterminio a los pueblos de la Sierra, conservados por los cronistas de indias, luego por los informes oficiales, la literatura republicana y los medios de comunicación existentes, pocos días antes del gran aviso de la destrucción, advertido con anticipación por el inicio de los incendios en las tierras del norte, siempre conocidas como las tierras frías. Sin hablarse entre sí, el anciano le explica, en su premonición las razones, por las cuales la cultura del invasor fracasará y podrá llevarse con ella, a las otras civilizaciones, y a la vida misma..

Eso, ya está pasando..

Continuará..

Santa Marta, Corazón del Mundo, 175 días después del confinamiento..

(1).- Ankimako: Nombre que significa en lengua Ika: “Organizador de los mundos”. Puesto por el Mamo Seukukui al vigía de la Nao invasora, en un bautizo tradicional de los hermanos mayores, en el pozo “Guatemala” en las alturas de Nabusimake..

(2).- Serankua: El padre, la luz, la energía positiva. Seukukui: La madre, la oscuridad, la energía negativa..

(3).- Kasindúkua: Bahía de Taganga: Lugar donde iban por un tiempo a pagar sus faltas, los Mamos y Mamas que rompieran las reglas y normas dictadas por la Ley de Origen.

Related Post

EL DESATINADO PETRO

Publicado por - 24 septiembre, 2020 0
Por Carlos Muñoz Noriega No es nuevo que el senador Gustavo Petro luzca como tendencia en Twitter; ya que, guiado…

EL URIBE QUE RECONOZCO

Publicado por - 13 agosto, 2020 0
Por Luis Duque Conocí personalmente a Álvaro Uribe hace exactamente 20 años. Mi papá era alcalde de Pereira y un…

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!