Tokio inicia la cuenta regresiva para los Juegos Paralímpicos

79 0

Los Juegos Paralímpicos de Tokio inician una nueva cuenta atrás para celebrar en 2021 un evento en el que hay miles de ilusiones puestas y para el que el país nipón se lleva preparando muchos años.

Tras concluir los Juegos de Río de Janeiro en 2016, el objetivo de los organizadores de Tokio era que la cita japonesa superase en todos los registros a Londres 2012, considerados por el movimiento paralímpico como los mejores de la historia hasta el momento.

El frenazo que ha supuesto la pandemia de coronavirus deja en suspenso gran parte de las expectativas depositadas en estos Juegos de Tokio, aunque no las ilusiones por la mayor fiesta del deporte paralímpico internacional.

“Los Juegos Paralímpicos, si son más grandes o tienen más gente, ahora importa menos, pero si finalmente se pueden celebrar el significado y el impacto será más grande que Londres, Pekín o Río. Significará que la pandemia ha quedado atrás y tendrá mucha importancia al ver como la humanidad vence a la adversidad. Serán  un catalizador para hablar de integración, discapacidad, inclusión y una nueva actitud de cara al futuro”, declara a EFE el brasileño Andrew Parsons, presidente del Comité Paralímpico Internacional.

Para la organización, las prioridades siguen siendo “promover el conocimiento del deporte para discapacitados, especialmente entre los jóvenes y ancianos y lograr una ciudad libre de barreras para las personas con discapacidad con la habilitación de autobuses con accesibilidad mejorada o la instalación de plataformas y ascensores en gran parte de las estaciones de metro y tren”.

Deportistas de 160 países

Hasta la capital japonesa está previsto que se desplacen 4.350 deportistas con discapacidad física, intelectual, visual o parálisis cerebral de más de 160 países, que buscarán alguna de las medallas en los 540 eventos -272 masculinos, 228 femeninos y 40 mixtos- que habrá en juego en 22 deportes, siendo nuevos el bádminton y el taekwondo.

Los deportes que se disputarán en Tokio son atletismo, baloncesto, bádminton, boccia, ciclismo, fútbol, hockey en silla de ruedas, hípica, esgrima, fútbol 5, goalball, halterofilia, judo, natación, triatlón, piragüismo, remo, rugby, tenis, tenis de mesa, tiro olímpico, tiro con arco y voleibol sentado.

Un problema al que se enfrenta el IPC es la clasificación de los deportistas que aún no tienen su plaza debido a la incógnita que existe sobre cuándo se podrán retomar las competiciones internacionales con total seguridad.

“Planteamos diferentes opciones porque no sabemos si las competiciones volverán este año o será en febrero o abril de 2021. Lo que sí podemos garantizar es que ningún atleta se quedará sin su oportunidad para clasificarse. La universalidad es un valor fundamental de los Juegos y eso no va a cambiar. Los países que tienen menos recursos financieros y no puedan participar en eventos clasificatorios nos encargaremos de que tengan un balance para optar a su plaza. Esto va cambiando porque avanza según pasa el tiempo y nos iremos adaptando”, confiesa Andrew Parsons.

Cobertura global

Tokio 2020 también tendrá sus mascotas oficiales, al igual que el resto de Juegos. Miraitowa y Someity son las niponas. Miraitowa lleva el nombre de las palabras japonesas ‘futuro’ y ‘eternidad’, y Someity lleva el nombre de someiyoshino, un tipo de flor de cerezo. Han sido diseñadas por Ryo Taniguchi.

Los Juegos Paralímpicos de Tokio se beneficiarán de una cobertura de transmisión mucho más amplia que nunca, con veintiún disciplinas de diecinueve deportes que se mostrarán en vivo. Ese número será superior a Río, en los que solo doce deportes fueron retransmitidos.

Lo que sí cambia es el coste del evento. La pandemia de la COVID-19 ha afectado económicamente a su organización y desde el IPC trabajan en un evento con solo lo “absolutamente fundamental sin tocar la experiencia para los deportistas”.

Parsons espera que estos Juegos actúen como un “revulsivo para ayudar a las personas con discapacidad e influir en los líderes políticos para perseguir la agenda de inclusión y avanzar en el cambio social”.

La línea de trabajo que deben marcar los Juegos según el movimiento paralímpico es que cada vez más deportistas participen en campañas publicitarias, la tasa de empleo de las personas con discapacidad siga aumentando y los políticos muestren un compromiso mayor para involucrarse y abordar los problemas de este colectivo.

Protagonistas españoles

A falta de un año, España mantiene los 83 deportistas clasificados que tenía antes de la suspensión de todas las competiciones por la crisis sanitaria de la COVID-19, según confirmó el Comité Paralímpico Internacional.

De esta forma, España mantiene 24 plazas en natación, 24 en baloncesto en silla de ruedas, 10 en fútbol para ciegos, 13 en atletismo, seis en tenis de mesa, dos en ciclismo, dos en piragüismo, una en taekwondo y una en tiro.

Entre los deportistas españoles destaca el tenista de mesa granadino José Manuel Ruiz, que en la ciudad japonesa vivirá sus séptimos Juegos Paralímpicos consecutivos, algo que solo logró antes la atleta invidente Purificación Santamarta entre 1980 y 2004.

También estará la nadadora zaragozana Teresa Perales, que suma 26 medallas en cinco Juegos y que en Tokio aspira a igualar o superar las 28 de Michael Phelps.

Sobre el agua del Centro Acuático también estará el nadador invidente Enhamed Enhamed, que tras unos años fuera del agua, desde Londres 2012, volverá a competir al máximo nivel.

Otra aspirante a medalla es la triatleta gallega Susana Rodríguez, vigente campeona del mundo y de Europa en su categoría de discapacitados visuales, que buscará junto a su nueva guía Sara Loehr una medalla que espera repetir el almeriense Jairo Ruiz, que se colgó el bronce en Río de Janeiro en la PT4.

En ciclismo una de las principales bazas es Ricardo Ten, al que le ha sentado bien el cambio del agua a la bicicleta, puesto que encadena una victoria tras otra y es el actual campeón del mundo de pista y carretera de su categoría.

De 1964 a 2021

Con el eco muy lejano de 1964, Tokio volverá a albergar unos Juegos Paralímpicos. Aquel año a la ciudad nipona acudieron 237 deportistas de veinte países para competir en solo nueve deportes. Argentina fue el único país de habla hispana que acudió. España no fue, pero ahora estará con una representación de más de cien deportistas que intentarán superar las 31 medallas de Río de Janeiro. (EFE)

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!