A la alcaldesa Virna Johnson no le importó la salud de los samarios y adjudicó el contrato de la cancha de Gaira

675 0

El único proponente, la empresa BYP Construcciones SAS, tiene antecedentes con reparos en otro contrato con el distrito

 

Con indignación los samarios recibimos la noticia de la alcaldesa de Santa, Marta Virna Johnson, de adjudicar un contrato a un único proponente para construir una cancha de fútbol en Gaira por casi $5.000 millones en medio del momento más crítico de la pandemia.

De nada valieron las voces de las fuerzas vivas que hicieron conocer su rechazo a esta decisión cuando la alcaldesa no ha invertido un centavo en mejorar el sistema distrital de salud a pesar del riesgo que corren los samarios con la evolución de la pandemia como lo revelamos en este medio.

De hecho, el porcentaje de muertes sobre número de contagiados en Santa Marta es del 7 % aproximadamente, un porcentaje mayor a esa proporción nacional (4%). De otro lado, el número de contagiados (acumulado) ha aumentado vertiginosamente los últimos días, llegando a estar muy por encima del valor para Barranquilla y el valor nacional, casi el doble.

Ver: https://revista7sm.com/2020/04/14/como-esta-la-curva-en-santa-marta/

Ante estas preocupantes cifras el Ministerio de Salud había clasificado a Santa Marta en la categoría de AFECTACIÓN ALTA, incluso, la misma alcaldesa Johnson declaró la ALERTA ROJA por la falta de UCIs para atender la población enferma.

Nadie desconoce la importancia de una cancha de fútbol para el bienestar de la comunidad, pero ante esta pandemia todas las normas nacionales y aún los decretos firmados por la misma alcaldesa, le dan prioridad a la atención de la salud y la vida de la comunidad. Como afirmó acertadamente uno de nuestros colaboradores, el investigador Carlos Salas: “Los borregos (persona dócil que se somete a la voluntad ajena) que poseen en esa Alcaldía justificarán de mil maneras dicho actuar. “El deporte es salud”, dirán algunos fanáticos a la hora de defender las negligencias administrativas y justificar dicha contratación, a lo que les contesto, “sí, pero la salud no es un deporte”

Ver: https://revista7sm.com/2020/06/24/el-deporte-es-salud-pero-la-salud-no-es-un-deporte/

Los reparos al proceso de contratación

Fueron muchas las quejas contra este contrasentido de contratar una cancha de fútbol para un sector de la ciudad que hace 4 años no cuenta con un centro de salud que brinde la atención en condiciones dignas.

Por eso varios líderes de Gaira, en este medio, hicieron conocer públicamente su inconformidad: Edwin Rapelo, afirmó “El puesto de salud (provisional) no tiene ni abanicos propios, el calor es fuerte, no hay donde sentarse, como será que me tocó ir a comprar hilo y aguja para que le cocieran una rodilla a un estudiante mío. Ya el lote supuestamente está, pero no han puesto ni el primer ladrillo, está vacío. Necesitamos que nos atiendan bien. Como será que van hacer primero una cancha de fútbol sintética, ¿a qué estamos jugando? Yo soy gairero y tengo mi escuela de formación de fútbol, pero lo primero es la salud, esa cancha tengo entendido que era para los juegos bolivarianos, ¿por qué ahora? Es importante tener un centro deportivo, incentivar a nuestros jóvenes, que creen hábitos que los hagan mejores personas, pero lo primero es la salud, hay que ir en orden, el costo de la remodelación de esa cancha es altísimo y el dinero de la clínica ¿dónde está?”. Los ediles Diego García Camargo y José Noriega coinciden en que ha habido una falta de voluntad política para la entrega del centro de salud.

Ver: https://revista7sm.com/2020/06/25/el-juego-de-la-salud-en-santa-marta/)

El representante Hernando Guida en varios comunicados expresó su rechazo a este proyecto, e incluso tuvo la hidalguía de enviarle un oficio a la alcaldesa en el que le recomienda muy respetuosamente suspender el PROCESO NÚMERO: LP-GI001-2020 “CONSTRUCCIÓN DE ESCENARIO RECREATIVO, CANCHA DE FÚTBOL GAIRA”, con base en estos argumentos: “El Gobierno Nacional expidió el decreto 513 del 2 de abril de 2020, ante la gravedad de la pandemia y la necesidad de darle opciones de recursos a las entidades territoriales, permitiendo reorientar recursos de regalías para preparar el sistema de salud y proteger así la vida de la comunidad. Con posterioridad al precitado decreto 513, y de acuerdo con la información del SECOP, la alcaldía continuó, durante los meses de abril, mayo y junio, con el proceso contractual de la cancha de Gaira, a pesar del incremento de las cifras según informó el Ministerio de Salud, a corte del 21 de junio, según las cuales Santa Marta, por millón de habitantes a nivel nacional, ocupa el 4º. lugar en casos de contagios y el 6º. lugar en fallecidos. En conclusión, la suspensión del precitado PROCESO NÚMERO: LP-GI001-2020, que a todas luces no es prioritario, permitiría orientar esos cuantiosos recursos para la atención de los enfermos de COVID-19, cuya atención, como ya se advirtió, es de la mayor prioridad para las entidades territoriales”.

Ver: https://twitter.com/HernandoGuido/status/1275869999417176064/photo/1

De otro lado, ante posibles inconsistencias en este proceso de contratación, la red de Veeduría Ciudadana Colombia Transparente mediante oficio de fecha 17 de junio de 2020 había presentado a la alcaldesa y al gerente de infraestructura, solicitud de revocatoria directa de la resolución de apertura del proceso de licitación pública para la construcción de la cancha de Gaira. Extrañamente, la administración de la alcaldesa Johnson, subió al SECOP este requerimiento, un mes después, el día 14 de julio de 2020, el cual negó. Al día siguiente, publicó el acta y la resolución 562 del 13 de julio de 2020 donde se adjudica esta injustificada licitación al único proponente, la empresa BYP Construcciones SAS, cuyo representante legal es Óscar Eduardo Bonilla Vilarete.

Ver: https://www.contratos.gov.co/consultas/detalleProceso.do?numConstancia=20-21-17717

Los reparos de la Contraloría a un contrato ejecutado por la empresa BYP Construcciones SAS, con el distrito

 

Este único proponente, que resultó favorecido con el contrato de casi $5.000 millones para construir la cancha de Gaira ya había ejecutado un contrato de obra pública con el SETP de la alcaldía de Santa Marta por un valor de $9.144 millones, con fecha 31 de julio de 2018. El objeto del mismo era la “Construcción de las obras faltantes y complementarias civiles, arquitectónicas y todas aquellas necesarias para la rehabilitación y adecuación de los corredores viales urbanos de la avenida del ferrocarril (carrera 3ª – calle 22) y la calle 22 (cra 5ª – avenida del Ferrocarril, para el SETP

Este contrato fue auditado por la Contraloría General de la República CGR en 2019 y los resultados se encuentran en el documento CGR-CDSIFTCEDR No.030 de octubre de 2019 suscrito por la doctora Martha Angélica Martínez Piraquive, Contralora Delegada para el Sector Infraestructura Física y Telecomunicaciones. En ese riguroso examen del órgano de control se establecieron varios hallazgos de tipo penal, fiscal y disciplinario, los cuales fueron remitidos a las instancias respectivas como la Fiscalía General de la Nación y la Procuraduría General de la Nación, para que adelanten las investigaciones de acuerdo con sus competencias.

Algunas de las presuntas irregularidades establecidas por la CGR son las siguientes:

La pregunta final a la alcaldesa es: señora Virna Johnson, usted fue gerente del SETP y conocía muy bien la situación revelada por la Contraloría, ¿por qué, a pesar de todas las alertas que se le han hecho saber, sobre la inconveniencia de esta contratación, así como las posibles irregularidades en que ha incurrido en este proceso, le adjudicó el contrato a un único proponente que presenta estos antecedentes?

 

¡Tienen la palabra los órganos de justicia y de control!

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!