De ‘parlero’ a habitante de calle

92 0

En Santa Marta, desde que inició la crisis sanitaria por la pandemia de coronavirus, la alcaldía de la ciudad habilitó unos albergues para personas en condición de calle, como método de prevención de contagio, sin embargo, como es de esperarse no todas las personas en esta condición pueden ser albergadas en esos hogares de paso, debido a que día a día parece que la población de habitantes de calle en donde se sitúa la Bahía más linda de América, creciera más.

Revista 7, por medio de redes sociales, conoció el caso de un joven de 21 años, que vino desde Barranquilla hasta Santa Marta según relata, hace 2 meses y medio, un poco después de que iniciara la cuarentena en Colombia.

Su nombre es Ricardo Antonio Céspedes Julio Sandoval, vivía en el barrio La Luz de Barranquilla, y era vendedor en los buses y ayudante de bus, o como él lo llama, parlero.

Ricardo contó con la bendición, o suerte, de encontrarse con un corazón noble como el de Yesenia Bolaño, una joven estudiante de Negocios Internacionales de la Unimagdalena, de la misma edad de él; ella llevaba varios días viéndolo deambular por las calles de su barrio, y sintió la necesidad de brindarle una mano amiga, a ese joven pacífico y tímido, como ella lo describe.

Yesenia, lleva un poco más de dos meses ayudándolo, todos los días le lleva por lo menos, una comida, y junto a una vecina del sector, llamada Gladys, y una amiga de ella, consiguieron jabón, crema dental y ropa, para que Ricardo pudiera asearse y cambiarse, además la señora de una panadería del sector, también quiso sumarse a esta buena causa con Ricardo, y les prestó el baño para que él pudiera bañarse; de esta manera, también le llevaron comida y conversaron un rato con él. Sin embargo, ellas lo que realmente quieren es poder encontrar un lugar en donde Ricardo pueda comer, asearse y dormir tranquilo.

Por su parte, Ricardo expresa que le gustaría trabajar, además le gustaría terminar sus estudios, debido a que solamente cursó hasta tercero de primaria, y de esta forma, le gustaría que las personas lo ayudaran, a culminar sus estudios. Aún no están claras las causas de porqué Ricardo terminó en Santa Marta, es un chico tímido, y en algunos momentos, su mente parece que estuviera en otro lugar, pero lo que si es claro, es que él sabe lo que necesita, ayuda médica y darle continuidad a la educación.

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!