El silencio de CM& y Noticias Uno

1640 0

Hace apenas unos días atrás, un corresponsal de CM& y Noticias Uno, para Santa Marta y Magdalena, apareció implicado en flagrancia en un hecho que desborda negativamente todas las normas de la ética profesional: se trata de Gabriel Padilla Polo, quien en una nota de voz, que circuló en plataformas de mensajería digital, justificó sin reparos la forma como el actual gobierno de Carlos Caicedo Omar, distribuye las ayudas a familias en esta época de pandemia.

Padilla Polo, no solo se mostró afín a esas decisiones de suministro de ayudas representadas en mercados, sino que fue más allá : de la manera más insensible, abusiva y burda, habló del hambre de la gente y de la posibilidad que estas tienen de morir cuando claman por ayudas.

Este representante de CM& y de Noticias Uno, compartió ideológicamente las abiertas preferencias políticas que en el Departamento se hacen cada día más evidentes después de lo que el propio Padilla, reconoce en la misma nota de voz, como politización en la entrega de mercados. Esto es deplorable y hasta delincuencial.

El audio que se regó como pólvora por todos los canales digitales, deja ver dolorosa y nítidamente, la degradación ética del corresponsal de CM& y de Noticias Uno.

El hecho fue calificado como infame y denigrarte para la mayoría de líderes comunales del Magdalena y de las mismas familias necesitadas como quiera que la opinión del reportero se centró en argumentar y respaldar la polarización que genera el método de Carlos Caicedo, para la atención a la pandemia por Covid-19.

Lo más grave y abiertamente cuestionable del hecho, no es solo la despiadada, absurda y brutal posición de Padilla Polo, sino el lamentable silencio de los Medios de comunicación que este reportero, representa . Y es que se trata de Medios que han invertido nacional e internacionalmente durante muchos años, en construir y en consolidar su bien más preciado: la credibilidad.

Esa misma credibilidad ha quedado por el suelo, a juzgar por los comentarios de la mayoría de personas que conocieron lo ocurrido.

CM& y Noticias Uno, permiten que este camarógrafo, acabe de tajo y sin miramientos, con todos esos años creíbles de tratamiento informativo que con tanto esfuerzo, han tejido estos canales; al punto de generarles deterioro irreparable en la imagen pública, de quienes hasta hace poco, eran calificados como prestigiosos.

Quienes conocen de cerca a Gabriel Padilla Polo, justifican su postura en sus niveles de formación académica; que además reflejan casi siempre, su desfachatez y la supremacía de sus intereses personales cuando opina o hace pública su participación en política. Esa es la representación y la reputación de CM& y Noticias Uno en Magdalena: lamentable.

El nivel de inversión inmaterial de la ética de Padilla Polo no es la única que resulta mancillada. Al fin y al cabo, este diletante reportero, ha demostrado no estar interesado en educar con el ejemplo ni a su familia ni a la sociedad. Quien si pierde y ve desplomados sus valores misionales en atención a sus audiencias, imagen, credibilidad y tantas cosas más, es CM& y Noticias Uno, quienes al fin y al cabo, decidieron estar representados por Gabriel Padilla, la persona que divulga los contenidos de estas empresas de Medios.

Silenciarse frente a este abuso de poder mediático, bajo el argumento de que al momento de opinar, Gabriel Padilla no estaba en actuación periodística, equivaldría a decir que el reportero solo representa a CM& y a Noticias Uno, solo cuando este usa los logos de los canales en citas. Nada más absurdo y evasivo. Y aún peor : silenciarse cuando se ha invertido en credibilidad y en imagen pública hace más daño a la sociedad y especialmente a estas audiencias, que el causado por el reportero de marras.

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!