Controladora aérea samaria que habría permitido el paso de aviones cargados de cocaína

371 0
  • En el proceso también están vinculados dos empresarios del Magdalena. 

Martha Elizabeth Orozco Acevedo, de 54 años y quien se desempeñaba como controladora aérea, fue pedida en extradición por Estados Unidos por presuntamente recibir pagos de carteles mexicanos para dejar pasar aeronaves con cargamentos de cocaína, en el aeropuerto internacional Ernesto Cortissoz, según lo informó el periódico El Tiempo.

La mujer que es oriunda de Santa Marta, había sido capturada en diciembre de 2019 junto a otras 11 personas que también eran solicitadas por la Corte Distrital de los Ángeles, en donde deberán responder por el delito de narcotráfico.

Según el medio nacional, Orozco debía estar el día y la hora frente a los radares del aeropuerto Ernesto Cortissoz para evitar que fuera registrado y reportado el ingreso al espacio aéreo nacional del avión destinado para cargarle aproximadamente 500 kilos de clorhidrato de cocaína.

Pero, de acuerdo con la investigación realizada por el rotativo, el 5 de septiembre de 2017,  Orozco, al parecer, no pudo cambiar turno o se retrasó en la hora de ingreso a su jornada laboral, lo que habría provocado la detección de una de las aeronaves del cartel de Sinaloa..

Desde la torre de control del Cortissoz otro controlador avisó a la Fuerza Aérea Colombiana (FAC) el ingreso irregular de un avión de matrícula mexicana por La Guajira.

La aeronave aterrizó en una pista clandestina ubicada en una finca de Pivijay, Magdalena, y los aviones de la FAC le dispararon haciéndola explotar. Cuando la Policía y la Fiscalía llegaron por tierra encontraron 515 kilos de coca, que se pretendían transportar hacia Centroamérica.

“Los pilotos, además de trasladar la cocaína para el cartel de Sinaloa, verificaban la calidad de la droga que se había pactado; además, que el número de kilos coincidieran con los pagados”, indicó a El Tiempo el director encargado de la Dijín, coronel Gelber Hernando Cortés Rueda

Asimismo, señaló que dentro del proceso fue fundamental identificar a la controladora, para luego llegar hasta Harvey Guana, su esposo, considerado por las autoridades el enlace con Jaison Dávila, quien tendría el contacto con los mexicanos.

Los empresarios del Magdalena

Dentro de este proceso también están vinculados los hermanos Rafael Enrique Noguera Abello y Enrique Rafael Noguera Ramírez que al igual que Orozco Acevedo fueron solicitados por Estados Unidos por colaborar con esa red. Los reconocidos hermanos pertenecen a una de las familias más poderosas de la capital del Magdalena.

De acuerdo con lo revelado en el informe, Noguera Abello estaba dedicado a la venta y compra de ganado puro brahmán y, según la investigación, al parecer, la finca que era utilizada como pista clandestina era de su familia.

En ese inmueble aterrizaban las aeronaves mexicanas con millones de dólares para pagar el cargamento de coca con el que despegarían de regreso a Centroamérica, incluso había un grupo de hombres listos con bidones de gasolina para tanquear el avión.

El Tiempo divulgó que la mujer se encuentra detenida en la cárcel El Buen Pastor de Bogotá, en espera de su proceso de extradición.

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!