Amarrados y con capuchas, el trágico desenlace de pareja de ambientalistas desaparecida

5149 0
  • El alcalde Rafael Martínez anunció que se ofrece una recompensa de hasta $50 millones de pesos por quien entregue información que permita la captura de los responsables. 

Con signos de tortura, amarrados a un árbol y con capuchas en el rostro fueron encontrados los cuerpos de la pareja de bogotanos reportados como desaparecido durante el fin de semana en la vía a Palomino. Las autoridades presumen que habrían sido asesinados en Buritaca, donde fueron hallados.

La pareja hacía ocho días había contraído matrimonio y el viernes 20 de diciembre, día de su desaparición se dirigían a Palomino para disfrutar de una cena romántica que les habían obsequiado por su matrimonio.

Natalia Jiménez Cáceres era ecóloga y antropóloga, junto a su esposo Rodrigo Monsalve, protectores del medio ambiente y de los animales. Natalia hacía parte de la fundación Natura y dirigía un proyecto de conservación ambiental en la región Caribe en la cuenca del río Magdalena. Rodrigo era reconocido DJ en la ciudad así como en Palomino.

El asesinato de esta pareja de bogotanos residentes en Santa Marta,  ha sido repudiado a nivel nacional. El Ministerio de Ambiente rechazó el suceso así como la senadora María del Rosario Guerra, quien calificó el homicidio como un hecho cobarde y pidió a las autoridades celeridad en la investigación.

Lo que se sabe de la desaparición

La última comunicación que tuvieron fue vía celular con el padre de Natalia, residente en Chile, quien escuchó los gritos su hija y las súplicas de su esposo a unas personas para que no les hicieran nada y les respetaran sus vidas.

Se conoció que en todo el sector de Palomino, de forma coincidente hubo una interrupción de la energía eléctrica. La camioneta fue vista por última vez en cámaras de seguridad de la zona cuando cruzó el peaje Neguanje, en la Troncal del Caribe. En el límite entre Magdalena y La Guajira se perdió el rastro del vehículo porque debido a la falta de energía eléctrica, las cámaras dejaron de funcionar. 

Las autoridades se encuentran adelantando las investigaciones pertinentes para dar con el paradero de los responsables. El alcalde Rafael Martínez anunció una recompensa de hasta $50 millones de pesos por información que pueda esclarecer este cruel asesinato.

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!