¿Crónica de una nulidad anunciada?

883 0
  • Hasta el momento, la Procuraduría no se ha pronunciado en segunda instancia sobre los recursos del proyecto siniestrado para solución al problema del agua en Santa Marta.

Hace 4 años cuando Santa Marta vivía la crisis de agua más inclemente de toda su historia inició todo, la ciudad se escandalizaba con el hecho de corrupción más sonado de los últimos años: el presunto cartel del agua.

En esa denuncia se daba cuenta de cómo los recursos para solucionar parcialmente la crisis de agua que viven los samarios y cómo supuestamente había ido a parar a manos de particulares y del alcalde de la época, Carlos Caicedo Omar.

Las pruebas eran contundentes, el siniestro de las obras, el incumplimiento de los materiales, la existencia de una cuenta conjunta, un audio donde el contratista contaba cómo había pagado una coima del 40% y la certeza de que el mandatario Caicedo estaba enterado del hecho de corrupción, eran pruebas evidentes de irregularidades.

Los medios locales, regionales y nacionales reportaron la noticia, los grandes periodistas del país lamentaron la situación.

Entonces, los samarios entregaron a los organismos de control la única esperanza de hacer justicia. Las investigaciones iniciaron tanto en Contraloría, Procuraduría y Fiscalía. En 2018, la Contraloría General de la Nación llamó a juicio de responsabilidad fiscal a Caicedo por este caso y de forma misteriosa después de 18 meses no se supo más de la decisión.

Por su parte, la Fiscalía jamás arrancó. Distinto a eso, la Procuraduría General de la Nación inició investigación con todos los ímpetus, encontró méritos para iniciar formalmente investigación disciplinaria y luego en abril del presente año en primera instancia sancionó a Carlos Caicedo Omar (gobernador electo) y a Efrain Vargas (concejal electo) con 12 años de inhabilidad y califico como falta gravísima cometida a título de culpa gravísima.

https://www.procuraduria.gov.co/portal/Procuraduria-destituyo-Carlos-Caicedo.news

Sin embargo, nadie entendió varios aspectos:

1. ¿Por qué la Procuraduría en su investigación disciplinaria no tuvo en cuenta los audios donde claramente el contratista dice qué Caicedo estaba informado y que había pagado una coima del 40%?

https://drive.google.com/file/d/0B_fCDUIEcxPHZHJhMDB2N2diSFE/view

https://drive.google.com/file/d/0Bw4z9gCVm3DiNkh2WjNydVo2MG8/view

2. ¿Por qué la Procuraduría no tuvo en cuenta en su investigación disciplinaria la denuncia de que existió una cuenta conjunta para el cobro de la coima en la ejecución del contrato?.

3. ¿Por qué la Procuraduría no inspeccionó los Pozos de agua para confirmar que las bombas de agua y demás elementos no eran las contratadas?

https://drive.google.com/file/d/0Bw4z9gCVm3DiQng0ejc4LUtqUEE/view

https://drive.google.com/file/d/0Bw4z9gCVm3DiN1F5Y2g2QTlleXM/view

4. ¿Por qué la Procuraduría no constató en inspección que los Pozos de agua no funcionan y que los recursos fueron más utilizados?.

https://drive.google.com/file/d/0Bw4z9gCVm3DiSTdPYVp2X2FmRE0/view

Todas esas preguntas tienen a muchos samarios pensando sobre las investigaciones de este hecho, ya que no hay explicación para que el organismo de control no tenga en cuenta el material probatorio.

Revista7 dialogó con un abogado experto en derecho disciplinario y concluyó que, no hay antecedente en la Procuraduría de reversa en segunda instancia de una investigación, cuando se gradúa la conducta como falta gravísima cometida a título de culpa y menos con 12 años de destitución e inhabilidad.

Todos estos aspectos han generado reacciones en los ciudadanos, a tal punto que hoy se escuchan distintas versiones.

De igual forma, Revista7 contactó a un exprocurador y dijo: “El Procurador está en campaña, al no poder declarar inocente a Caicedo y a Vargas, porque sería un antecedente judicial perverso por la calificación de conducta. Estarían buscando la forma de declarar la nulidad sobre todo lo actuado y con eso la investigación iniciaría y tardaría muchos años más en concretarse, así que esperen la nulidad”.

Así las cosas, al parecer, los samarios se quedarán esperando que el procurador General de la Nación, Fernando Carrillo, se pronuncie en segunda instancia sobre los recursos del proyecto siniestrado para solución al problema del agua en Santa Marta.

Señor Procurador: lo que no aceptamos en Santa Marta, es que se hagan realidad los rumores de que usted está en campaña y que como parte de un supuesto acuerdo vaya a declarar una nulidad a lo actuado.

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!